Una permuta de suelo evita…

Rafael CortésUna permuta de suelo ha sido la fórmula que ha salvado a Rafael Cortés, un vecino con discapacidad de Alhaurí­n el Grande, de tener que abandonar su vivienda junto con su familia, debido a un embargo que pesaba sobre su casa y que en principio se tení­a que llevar a cabo el pasado miércoles.

El alcalde de Alhaurí­n el Grande, Juan Martí­n Serón, explicó ayer a este periódico que el Ayuntamiento «está en negociaciones con la financiera que iba a desalojar la casa, de forma que se pueda realizar una permuta sobre el suelo de la vivienda para que pase a ser propiedad del Consistorio», a cambio de suelo en otra parte del municipio.

La intención, según explicó el regidor, es «garantizar que este vecino y su familia puedan seguir viviendo en su casa, mientras se les puede reubicar en una de las viviendas de protección oficial que hay proyectadas para esa zona del barrio del Bajondillo».

Por su parte, la financiera que iba a hacerse con la vivienda solicitó la suspensión del desahucio tras conocer que «ese solar es de valor catastral cero, porque se trata de una zona verde en el PGOU», informó ayer el abogado de la empresa demandante, Alberto Traverí­a. En ese sentido, el informe pericial que tasaba la casa en 226.871,42 euros no es correcto. «Estamos ante un error judicial debido a un informe pericial incorrecto», concretó.

Respecto a la permuta, el alcalde no pudo concretar de qué tipo será, aunque señaló que «los ayuntamientos tienen en los PGOU sistemas generales de exceso de aprovechamiento, que se utilizan para adquirir equipamientos públicos en determinadas zonas».

Plan Urban. El barrio del Bajondillo, donde reside Rafael Cortés, es una zona deteriorada de Alhaurí­n el Grande, que está a la espera de que se aprueben los fondos necesarios bajo el denominado Plan Urban, que contempla «reordenar las zonas verdes y los sistemas viarios, y buscar una salida a este barrio sin demoler todas las viviendas», detalló Martí­n Serón. Este plan incluye 29 viviendas de protección oficial en una primera fase, que estarí­an destinadas a los vecinos afectados por esta iniciativa.

Un plan para el Bajondillo a la espera de fondos europeos. El Plan Urban, que permitirá una mejora del entorno del barrio del Bajondillo, se solicitó al Ministerio de Administraciones Públicas hace un año, ya que se acometerí­a con fondos europeos, según explicó el alcalde de Alhaurí­n el Grande.

Hasta ahora, la totalidad de las inversiones que se han realizado en este enclave del municipio han corrido a cargo del Ayuntamiento. De hecho, en los últimos 12 años el Consistorio ha adquirido en torno a medio centenar de viviendas deterioradas de esa zona con el objetivo de revitalizar y embellecer un enclave que «tiene mucha importancia histórica para el pueblo, con calles muy conocidas situadas en las inmediaciones de la iglesia», detalló Juan Martí­n.

Para el regidor, el PGOU de 1994 (vigente) no aporta soluciones al Bajondillo, porque se calificó como una gran zona verde «imposible de desarrollar». En el nuevo PGOU, «que está a punto de aprobarse, se reordenará ese espacio y los sistemas viarios», declaró el alcalde.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada