El artículo 30 de la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad reconoce su derecho a participar en igualdad de condiciones con las demás en la vida cultural, las actividades recreativas, el esparcimiento y el deporte.

El ocio tiene que ir más allá de la mera distracción. Hay que plantearse utilizar el tiempo libre de una manera adecuada, con actividades adecuadas para conseguir distracción, relajación, placer…. y, además, que permita el desarrollo de la persona. En el caso de las personas con discapacidad, el ocio y el deporte pueden proporcionar los siguientes beneficios:

  • Fomentan una buena salud general y bienestar, ya que combaten el estrés y permiten la rehabilitación de determinados déficits
  • Mejoran las habilidades sociales
  • Favorecen el crecimiento personal y la autoestima
  • Son recursos para la integración social

El ocio de FAMMA ofrece variadas oportunidades que permiten a las personas seleccionar actividades y experiencias que se ajustan a sus propias necesidades, intereses y preferencias.

Aunque el ocio es un derecho universal y reconocido, el día a día nos demuestra que las personas con discapacidad se enfrentan a barreras que limitan su participación en actividades y espacios de ocio, ya sean personales inherentes a su propia discapacidad, arquitectónicas o sociales. A través de los apoyos proporcionados por los asistentes personales se pretende eliminar estas barreras.

Más información

Contacta con nosotros en: famma@famma.org o en el teléfono 91 593 35 50.