Los nueve retos para la…

Aunque muchos paí­ses han empezado a adoptar medidas para mejorar la vida de las personas con discapacidad, es mucho lo que queda por hacer, se advierte en el Primer Informe Mundial sobre la Discapacidad, elaborado por el Banco Mundial y la Organización Mundial de la Salud.

Según el estudio, el 15% de la población mundial, es decir, más de 1 000 millones de personas, tiene algún tipo de discapacidad y el problema exige respuestas inmediatas porque va en aumento.

El informe señala que muchos de los obstáculos que enfrentan los discapacitados son evitables y superables con la adopción de polí­ticas y acciones resumidos en nueve recomendaciones.

“Ponerlas en práctica requiere la implicación de diferentes sectores (salud, educación, protección social, trabajo, transporte, vivienda) y de diferentes agentes (gobiernos; organizaciones de la sociedad civil, incluidas las de personas con discapacidad y sus familias, profesionales, el sector privado, público general y los medios de comunicación)”, dice el informe.

Las nueve recomendaciones son: posibilitar el acceso a todos los sistemas y servicios convencionales; invertir en programas y servicios especí­ficos para ese grupo humano; adoptar una estrategia y un plan de acción nacionales; asegurar su participación; mejorar la capacidad de recursos humanos; proporcionar financiación; mejorar la accesibilidad; fomentar la sensibilización y la comprensión de la discapacidad; mejorar la recopilación de datos y reforzar y apoyar la investigación.

“Es esencial que los paí­ses adapten las medidas recomendadas a sus contextos y, cuando los recursos sean limitados, en asistencia técnica, pueden acceder a la cooperación internacional”, señala el informe.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada