Los médicos plantean que se…

El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodrí­guez Sendí­n, ha rechazado la posibilidad de implantar un copago por ir al médico pero ha planteado un cobro a aquellos ciudadanos que hagan un «mal uso» de los servicios sanitarios, como ir a Urgencias en lugar de a su centro de salud o no ir a recoger pruebas diagnósticas.

«No serí­a un copago, serí­a pago, por usar mal los servicios», ha defendido durante su intervención en un desayuno informativo, al que también ha asistido la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, que tras finalizar el acto ha reconocido ante los medios que se trata de una «anécdota» y que «lo importante es que la sanidad siga disponible para todos los ciudadanos». El presidente de la OMC ha rechazado que se cobre a los pacientes por ir al médico, ni siquiera a «aquellos que van mucho», ya que a su juicio esos pacientes van «por miedo» y porque creen que ir al médico «les va a hacer retrasar el momento final de su vida». «Eso es una cosa terrible, y por eso no se puede cobrar», ha apostillado.

Sin embargo, ha añadido, existen casos de mal uso de los servicios, como «cuando la gente no se retira de la lista de espera aunque ya haya sido atendido, cuando la duplica intencionadamente y ocupa espacio, cuando no va a recoger las pruebas diagnósticas, o cuando va a Urgencias y no a su centro de salud». «Esto es para pensárselo, y que no suponga ningún tipo de escándalo ni se malinterprete», ha defendido Rodrí­guez Sendí­n, para cuyos casos ha propuesto una especie de sanción para «reconducir» estos malos usos, comparando la situación a lo que ha hecho la Dirección General de Tráfico (DGT) «con el carné por puntos». «También nos multan por la carretera cuando nos pasamos de 120», ha recordado.

Por último, asimismo, durante su intervención ha reconocido que el nuevo copago de medicamentos según la renta que implantó Sanidad en 2012 es «más justo» que el que habí­a antes, pero ha pedido «modularlo» para evitar la exclusión de familias con varios enfermos crónicos.