El Cermi denuncia el deterioro…

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) ha denunciado «la sistemática falta de protección social y apoyo público que sufre la familia en España, especialmente visible en el caso de las familias que tienen en su seno a miembros con discapacidad».

Según el Cermi, a este débil grado de protección social que estructuralmente han padecido las familias españolas, hay que añadir los efectos de la crisis económica, que han reducido aún más los apoyos, tanto por la desaparición de prestaciones como por la extensión generalizada del copago como requisito de acceso a cualquier prestación social pública. «España está muy lejos en nivel de protección social familiar de la media de los paí­ses europeos, por lo que son necesarias polí­ticas ambiciosas de apoyo estructurado y permanente a las familias, particularmente a aquellas que presentan situaciones de discapacidad», según indica la entidad.

Por último, en lo referente a infancia y discapacidad, por ejemplo, España carece de un sistema de atención temprana uniforme e integral, y con rango de derecho subjetivo, dependiendo del territorio donde se resida, asegura el Cermi. En algunas comunidades autónomas llega a los 3 años, en otras a los 6 años, y los dispositivos y recursos de atención varí­an completamente, más allá de criterios técnicos comúnmente aceptados.

Por último, por todo ello, a juicio del comité, «nuestro paí­s necesita una ley integral de apoyo a las familias, que establezca un marco amplio e intenso de protección familiar, que se incrementarí­a sistemáticamente ante situaciones de discapacidad». Esta legislación deberí­a adoptarse en esta legislatura, por lo que el Cermi insta al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad a preparar esta futura norma, en diálogo con todos los sectores sociales.