Asocian el uso de antiácidos…

Los adultos que utilizan inhibidores de la bomba de protones (IBP) tienen entre un 16 y 21 por ciento más de probabilidades de sufrir un ataque al corazón que las personas que no toman estos medicamentos antiácidos comúnmente prescritos, según un nuevo estudio masivo realizado por cientí­ficos de ‘Houston Methodist’ y ‘la Universidad de Stanford, en Estados Unidos.

Un examen de 16 millones de documentos clí­nicos que representan a 2,9 millones de pacientes también mostró que las personas que usan un tipo diferente de medicamento antiácido llamado bloqueador H2 no tienen mayor riesgo de ataque al corazón. Los resultados, publicados en ‘Plos One’, es la continuación de un informe de 2013 en el que los cientí­ficos mostraron cómo, a nivel molecular, los IBP podrí­an causar enfermedades cardiovasculares a largo plazo y aumentar el riesgo de ataque al corazón de un paciente.

 

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada