Un nuevo fármaco potencia el…

Investigadores han descubierto que un fármaco aprobado por la agencia norteamericana del medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) para tratar la vejiga hiperactiva puede aumentar los poderes metabólicos de la grasa marrón, por lo que es un candidato prometedor para combatir la obesidad. A diferencia del almacenamiento de energí­a de la grasa blanca, la marrón quema energí­a para generar calor, lo que puede ayudar a mantener el peso corporal y prevenir la obesidad en roedores. Estudios previos han encontrado que se puede inducir la acción de la grasa marrón mediante la activación del receptor beta3-adrenérgico, que se expresa en las superficies de las células de la grasa marrón y blanca, así­ como en las células de la vejiga urinaria y otros tejidos. Con estos resultados en mente, los cientí­ficos se preguntaron si mirabegron, un fármaco que actúa sobre el receptor beta3- adrenérgico y recientemente aprobado para tratar la vejiga hiperactiva, podrí­a ayudar a mantener el peso de las personas bajo control.

En los 12 hombres que participaron en esta investigación, 200 miligramos de mirabegron llevaron a una mayor actividad metabólica de la grasa marrón y a su nivel máximo en la sangre, lo que aumentó la tasa metabólica en reposo de los hombres en 203 calorí­as por dí­a. Aunque la dosis fue mayor que la de 50 miligramos autorizada para la vejiga hiperactiva, el tratamiento fue bien tolerado en todos los participantes, que eran individuos jóvenes y sanos que no habí­an tomado previamente mirabegron. “El tejido adiposo marrón o grasa marrón produce el receptor beta3-adrenérgico en niveles superiores a casi todos los demás órganos del cuerpo.

Hemos demostrado que una dosis única del fármaco mirabegron estimula el tejido adiposo marrón humano para que consuma la glucosa y queme calorí­as”, explica el autor principal, el doctor Aaron Cypess, que llevó a cabo el trabajo en el ‘Joslin Diabetes Center’ y ‘Beth Israel Deaconess Medical Center’, afiliados de la Escuela de Medicina de Harvard, Estados Unidos, y que ahora se encuentra en el Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y Renales, parte de la Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) estadounidenses.

Los hallazgos, que se publican en la edición de este martes de ‘Cell Metabolism’, sugieren que los fármacos que activan el receptor beta3-adrenérgico pueden ser un tratamiento prometedor para la obesidad. “Antes de nuestro trabajo, la única manera conocida para activar el tejido adiposo marrón humano era a través de la exposición al frí­o. Aunque es barato, este enfoque no es generalmente bien tolerado en el largo plazo y existe una variabilidad significativa en las respuestas de las personas ”“señala el doctor Cypess”“. Además, una vez que se retira la exposición al frí­o, el efecto generalmente se apaga con bastante rapidez”.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada