Revelan el misterio de una…

En la imagen, un laboratorio de investigación clí­nica.Un equipo de cientí­ficos ha demostrado cómo una proteí­na, conocida por acumularse en la enfermedad de Parkinson y otras enfermedades neurodegenerativas, activa la respuesta inmune del cerebro.

Hemos logrado importantes avances en la comprensión de cómo alfa-sinucleí­na configura la inflamación cerebral crónica que es una caracterí­stica de estas enfermedades», explica la autora principal de la investigación.

 

En este trabajo, realizado por los neurocientí­ficos del Centro Médico de la Universidad de Georgetown, (EE.UU.), comprobaron que un fármaco aprobado para tratar la hipertensión y un nuevo compuesto de molécula pequeña disminuyen esa respuesta inmune.

«Hemos logrado importantes avances en la comprensión de cómo alfa-sinucleí­na configura la inflamación cerebral crónica que es una caracterí­stica de estas enfermedades», explica la autora principal de la investigación, Kathleen Maguire-Zeiss.

La alfa-sinucleí­na es profundamente misteriosa porque su función «normal» dentro de las neuronas, donde se fabrica, no está clara, según esta experta. Pero se sabe que esta proteí­na tiene la capacidad de cambiar rápidamente su forma estructural (mal plegada) por lo que es tóxica.

Una vez fuera de las neuronas, la alfa-sinucleí­na puede activar la microglí­a, el conjunto de células que actúan como la principal forma de defensa inmune en el sistema nervioso central.

«El verdadero trabajo de la microglí­a es mantener el cerebro sano mediante la eliminación de patógenos, así­ como restos celulares», señala Maguire-Zeiss, agregando: «Sin embargo, en un estado de enfermedad la microglí­a puede volverse crónicamente activa, lo que lleva a un ataque continuo de la inflamación que es perjudicial para el cerebro».