Militares con discapacidad decepcionados con…

Andrés Medina, presidente de la Asociación Española de Militares y Guardias Civiles con Discapacidad (Acime), cuestiona el compromiso del Ministerio de Defensa con este colectivo, por la supresión de ayudas del Instituto Social de las Fuerzas Armadas (ISFAS) y define la medida para reintegrar a los militares con discapacidad como «testimonial».

Medina aduce que desde el pasado 31 de diciembre se «ha suprimido o reducido drásticamente» todas las prestaciones a los militares con discapacidad que el Instituto Social de las Fuerzas Armadas ofrecí­a complementariamente a los del sistema general y que iban de 187 a 500 euros al mes, según el grado de dependencia, en concepto de atención residencial, a domicilio o teleasistencia.

El presidente de Acime aseguró que los recortes en Defensa han afectado al Isfas y éste «ha recortado lo más fácil». A su juicio, «es inadmisible que siempre tiren de lo mismo y sean las personas más vulnerables de todo el colectivo» las perjudicadas. Entre ellas, subrayó, los militares que han sufrido heridas o una discapacidad en acto de servicio. Medina lamentó que los militares que han sufrido una discapacidad sobrevenida sólo pueden asistir a su antigua unidad «como personal civil», porque, de hecho, «quedan fuera del Ejército porque lo dice la legislación» y «pasan a retiro».

Medina señaló que la Convención de Naciones Unidas para las Personas con Discapacidad insta a las empresas a introducir «ajustes razonables» para recolocar a las personas con discapacidad «sin que sea una carga para ellas, aunque no se pueda obligarlas».