Los nuevos fármacos de hipercolesterolemia…

En la imagen, un investigador clí­nico porta fármacos experimentales.Los nuevos fármacos para tratar la hipercolesterolemia reducen un 48 por ciento los eventos cardiovasculares, según han asegurado diversos expertos con motivo de la celebración de la Reunión Anual de la Sección de Cardiologí­a Clí­nica de la Sociedad Española de Cardiologí­a (SEC) que, este año, coincide con el XXVIII Congreso de la Sociedad Canaria de Cardiologí­a. Y es que, recientemente se han dado a conocer los resultados de los primeros estudios clí­nicos sobre el uso de los inhibidores de la proteí­na PCSK9 en pacientes de alto riesgo cardiovascular. Hasta la fecha, los inhibidores de la proteí­na PCSK9 han demostrado ser eficaces y seguros para disminuir de manera espectacular los niveles de colesterol LDL (colesterol “malo”), llegando a valores inferiores a 25 mg/dL, cifras que hasta el momento no se habí­an logrado.

Ahora además, se han dado a conocer los primeros resultados clí­nicos que muestran que el uso de estos anticuerpos no solo reduce drásticamente los niveles de colesterol, sino que también disminuye el número de infartos, ictus y muertes cardiovasculares.

En concreto, los estudios ‘OLSER-1’ y ‘OLSER-2’ han analizado el efecto de estos anticuerpos en 2.976 personas que recibieron, además del tratamiento con estatinas, una dosis de 140 miligramos cada 2 semanas o 420 miligramos al mes, comparándolo con los resultados de 1.489 pacientes que recibieron el tratamiento con estatinas y un placebo.

Tras el análisis, se observó una reducción del colesterol LDL de 73 mg/dL en 48 semanas. Además, a las 12 semanas, un 73,6 por ciento de los pacientes que tomaban el inhibidor de la proteí­na PCSK9 evolocumab lograron disminuir el colesterol LDL por debajo de los 70 mg/dL mientras que solo el 3,8 por ciento de los tratados con el placebo lograron alcanzar esta cifra. También, se redujo el número de infartos y de ictus.

Por último, por su parte, el estudio ‘ODYSSEY’, que ha contado con 2.341 participantes, ha mostrado que el inhibidor de la proteí­na PCSK9 alirocumab ha logrado reducir los niveles de colesterol en un 62 por ciento en 24 semanas y, además, ha disminuido en un 48 por ciento los eventos cardiovasculares como infarto, ictus o muerte cardiovascular.

 

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada