Los médicos rurales exigen que…

Las vocalí­as de Atención Primaria rural de los Colegios de Médicos han decidido presentar a la Asamblea General de la OMC la propuesta de una iniciativa popular de recogida de firmas al objeto de que se elabore una proposición no de ley en el Parlamento que inste a realizar las modificaciones oportunas en la Constitución española, que permitan una reestructuración de la “arquitectura polí­tica” de este paí­s, según se acordó en su última Asamblea del pasado viernes.

En su reunión del pasado viernes 14 de septiembre, las vocalí­as de Atención Primaria rural de los Colegios de Médicos aprobaron por mayorí­a absoluta presentar a la Asamblea General de la OMC  la propuesta de una iniciativa popular de recogida de firmas al objeto de que se elabore una proposición no de ley en el Parlamento que inste a realizar las modificaciones oportunas en la Constitución española, y que permitan una reestructuración de la “arquitectura polí­tica” de este paí­s.

“No es posible -manifestó el representante nacional de esta sección, el doctor Josep Fumadó,- que en otros Estados europeos como Alemania con el doble de población se tenga una estructura polí­tica con la mitad de gobernantes y polí­ticos que en España, donde hay estructuras del Estado que consideramos inútiles y cuya función se limita a ser ‘viveros de poderes polí­ticos’: diputaciones, consejos comarcales, entre otras, y que sólo nos provocan gasto”. “En otros paí­ses como Finlandia ”“añadió- se redujo, en su momento, el número de municipios que pasó de 130 a 90, con la consiguiente disminución de gastos. El actual Gobierno hizo atisbos de tomar medidas de este tipo pero, finalmente, su propuesta se ha quedado en nada”.

Desde la Vocalí­a Nacional de A.P. Rural están convencidos de que con la reducción de la estructura polí­tica, por la ví­a urgente, al igual que se tramitó, en su momento, la reforma laboral,  “el déficit quedarí­a saldado prácticamente”. “Los funcionarios pedimos un gesto a la Administración, en este sentido, y que dejen de cebarse con el sueldo de los trabajadores y con la Sanidad así­ como con otros servicios públicos”, añadió su responsable.

Los médicos rurales aseguran sentirse “decepcionados, defraudados e indignados porque no hemos visto ningún gesto de buena voluntad para proteger a la clase trabajadora”. Desde esta Vocalí­a se pretende hacer un llamamiento a todas las organizaciones profesionales sanitarias para que se sumen a la iniciativa. “Es el momento oportuno de plantar cara, porque las oportunidades si dejan escapar cabe el riesgo de que no vuelvan a presentarse más”, remarcó el doctor Fumadó.

Los médicos rurales mostraron, asimismo, su rechazo  a la inequidad latente en el conjunto del Estado, en este caso, respecto a la regulación de la jornada laboral de 37,5 horas. “Es preocupante ”“según su representante nacional- no sólo que se aplique de forma distinta en cada autonomí­a sino que esto sucede, incluso, en cada municipio o en cada área de salud”.Además, criticaron que mientras que en otros ámbitos se concede cierta flexibilidad para que los funcionarios puedan adaptarse a esta nueva jornada, no ocurre lo mismo en Sanidad, donde se solapa con guardias, con tiempo propio, etc.

Los médicos dicen asumir todos los sacrificios necesarios, “incluso hacer otras tareas que no nos corresponden en nuestros centros de trabajo, pero si, además de esto, nos rebajan los sueldos y nos incrementan el horario laboral, nuestro nivel de indignación va en ascenso”.

En la Asamblea se hizo, además, un repaso a otros temas como el observatorio de la crisis en el que están incluidas todas las vocalí­as de la OMC; y el proyecto SMART, una estrategia a nivel europeo sobre la informatización de las consultas médicas, en el que España va a participar con 400 médicos, y que cuenta con la colaboración de esta vocalí­a nacional.

Se informó, asimismo, a los vocales provinciales sobre las últimas acciones llevadas a cabo por el Foro de Médicos de Atención Primaria y más especí­ficamente de los trabajos designados a la OMC, como integrante del mismo, sobre acreditación, formación y docencia.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada