La mitad de los ictus…

Deja de fumar, realizar actividad fí­sica, tener un peso saludable, consumir una dieta sana, mantener el consumo de alcohol dentro de los niveles recomendados y reducir el estrés son algunos requisitos para llevar una vida saludable que los expertos recomiendan con el objetivo de prevenir los accidentes cerebrovasculares y la discapacidad derivada de ellos. El accidente cerebrovascular es la principal causa de discapacidad, aunque la mitad de ellos se podrí­a evitar. Hoy, 29 de octubre, se conmemora el Dí­a Mundial del Ictus.

Las mujeres están en mayor riesgo de accidente cerebrovascular, con más mujeres fallecidas por esta causa que hombres; un 60% de las muertes por ictus, por lo que el Dí­a Mundial del Ictus, que se celebra hoy, se centra mucho este año en el sexo femenino. «Las mujeres tienen más factores de riesgo para el accidente cerebrovascular que los hombres» Entre otras cosas, las mujeres tienen menos probabilidades de recibir atención severa y rehabilitación que los hombres, a pesar de que responden igual de bien al tratamiento. «Las mujeres tienen más factores de riesgo para el accidente cerebrovascular que los hombres», afirma el portavoz de la Sociedad Europea de Cardiologí­a (ESC, por sus siglas en inglés), A. John Camm, profesor de Cardiologí­a Clí­nica en el Instituto de Investigación de Ciencia Cardiovascular en la Universidad de St. George de Londres, Reino Unido. «Las mujeres que tienen fibrilación auricular (latidos cardiacos irregulares) son más propensas que los hombres a tener presión arterial alta, diabetes, depresión y obesidad, que aumentan el riesgo de accidente cerebrovascular», subraya Camm. «El riesgo también se incrementa con las pí­ldoras anticonceptivas, la terapia de reemplazo hormonal, cambios hormonales en la menopausia, diabetes asociada al embarazo y preeclampsia», agrega. El accidente cerebrovascular ocurre cuando el suministro de sangre a una parte del cerebro se interrumpe, de forma que las células del cerebro pueden resultar dañadas o morir, lo que lleva a defectos en la movilidad, el habla, el pensamiento y el sentimiento.