La fisioterapia ayuda a prevenir…

Debido al aumento de la esperanza de vida y a que cada vez se practica más un estilo de vida sedentario, en los últimos años ha ido aumentando el número de personas con afecciones circulatorias ante las cuales la fisioterapia ofrece varios tratamientos para mejorar y disminuir sus efectos y complicaciones, según resalta el secretario general del Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid (CPFCM), José Santos.

La sintomatologí­a es muy variada e inespecí­fica: pesadez de piernas, varí­culas, hinchazón, dolor, varices, calambres, parestesias y úlcera venosa. Además, empeora al estar de pie y en ambiente caluroso, y mejora al tumbarse, con el frí­o y el ejercicio fí­sico. Se estima que las arteriopatí­as periféricas afectan al 1% de la población menor de 50 años y al 5-8% de los mayores de esta edad. Además, es 4 veces más frecuente en varones, apareciendo en ellos alrededor de 10 años antes que en las mujeres; y 1 de cada 10 varones mayores de 70 años la padece. «Uno de los peligros que puedan sufrir los pacientes que tienen estas dolencias -advierte Santos- es que pueden sufrir una insuficiencia venosa y no lo saben». Por ello, es importante consultar al fisioterapeuta por qué aparece el dolor en las piernas, ya que el paciente puede confundirlo con una lesión muscular.