La estructura cerebral podrí­a servir…

La evaluación de los cambios estructurales y funcionales en el cerebro puede predecir el rendimiento futuro de la memoria en los niños y adolescentes sanos, según un estudio que se publica en ‘Journal of Neuroscience’. Los hallazgos arrojan nueva luz sobre el desarrollo cognitivo y sugieren que las imágenes de resonancia magnética (IRM) y otras herramientas pueden algún dí­a ayudar a identificar a los niños en riesgo de problemas de desarrollo antes que los métodos de prueba actuales. Trabajar la capacidad de memoria, es decir, la capacidad de retener la información durante un corto periodo de tiempo, es uno de los predictores más fuertes de los logros futuros en matemáticas y lectura. Mientras que estudios anteriores mostraron que la resonancia magnética (RM) puede determinar el rendimiento de la memoria de trabajo actual en los niños, los cientí­ficos no estaban seguros también predice su futura capacidad cognitiva.

En el estudio actual, Henrik Ullman, Rita Almeida y Torkel Klingberg, del Instituto Karolinska, en Suecia, evaluaron las habilidades cognitivas de un grupo de niños y adolescentes sanos y midieron la estructura y la función del cerebro de cada niño con RM. Según los datos de las IRM recogidos durante este ensayo inicial, descubrieron que podí­an predecir el rendimiento de la memoria de trabajo de los niños dos años más tarde, algo imposible con las pruebas cognitivas. “Nuestros resultados sugieren que en el futuro el desarrollo cognitivo se puede predecir a partir de la información anatómica y funcional que ofrece la RM por encima y más allá de lo que se consigue actualmente con las pruebas cognitivas”, subraya Ullman, autor principal del estudio. “Esto tiene amplias implicaciones para la comprensión de los mecanismos neurales de desarrollo cognitivo”, apostilla este experto.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada