Faltan plazas PMR

El centro de Madrid es el distrito con más carencia de plazas para personas con movilidad reducida, con solo 199 de las 10.800 que hay en toda la ciudad.

La ratio resultante tras cruzar este número con el padrón municipal es de 1,5 plazas por cada 1.000 habitantes, menos de la mitad que la media de Madrid (3,4) y más de cuatro veces inferior a la del distrito con la mejor proporción: Villa de Vallecas, que tiene 667, a razón de 6,4 por cada 1.000 personas censadas.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Fí­sica y Orgánica de Madrid (FAMMA-Cocemfe), Javier Font, asegura que Madrid incumple la normativa que regula el estacionamiento para personas con discapacidad, tanto en número de plazas como en su distribución y señalización. “El Ayuntamiento está obligado a reservar para personas con movilidad reducida una de cada 40 plazas de aparcamiento. En ninguna zona de la ciudad se cumple esta proporción, pero la mayor carencia se registra en Centro. Y fuera de la capital, dentro de la Comunidad de Madrid, la situación es todaví­a peor”, explica.

Al respecto, añade que FAMMA lleva tiempo “pidiendo que las plazas propias que las personas con discapacidad solicitan junto a su domicilio queden fuera del cómputo de las dotacionales y que estén condicionadas al número de la tarjeta y no de la matrí­cula, por si la persona utiliza otro vehí­culo”. Además, señala que “las plazas de aparcamiento no se deben ubicar de forma caprichosa sino en puntos estratégicos como hogares, lugares de trabajo, centros sanitarios o zonas comerciales”.

Por último, Font alude al perjuicio que supone el uso fraudulento de las tarjetas de movilidad reducida. “Hemos trabajado con el Ayuntamiento para luchar contra las cerca de 5.000 tarjetas que pertenecen a personas fallecidas y que siguen usando familiares y amigos. Hace falta más contundencia”, dice.

(Información elaborada por el periódico ABC)

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada