El 80% de los españoles…

En la imagen, una mujer con sobrepeso.Con motivo del Dí­a Europeo de la Obesidad 2015, que se celebró este fin de semana, la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO), ha incidido en la importancia de aclarar los conceptos erróneos que la sociedad percibe en relación con la obesidad y que, año tras año, cuestan vidas entre la población.

La principal conclusión a la que se ha llegado a través del estudio «La obesidad: una amenaza subestimada» apunta a que el sobrepeso y la obesidad suponen una creciente amenaza para la salud. Además, según los datos presentados en el Congreso Europeo de Obesidad celebrado recientemente en Praga, de cara al 2030, el 21% de las mujeres y el 36% de los hombres en nuestro paí­s padecerán obesidad. Estas cifras aumentan si hablamos de sobrepeso: el 58% de las españolas y el 80% de los españoles tendrán unos cuantos kilos de más.

En palabras de jefa de Servicio de Endocrinologí­a y Nutrición del Hospital General Universitario Gregorio Marañón y Secretaria General de SEEDO, Susana Monereo, «aproximadamente el 60% de la población española tiene sobrepeso y, entre ellos, un 20% son considerados obesos. Las personas con obesidad solo se preocupan por su exceso de peso cuando ello desemboca en una baja autoestima, rechazo social o malestar personal debido a su apariencia fí­sica. íšnicamente consideran la obesidad una enfermedad al aparecer complicaciones graves asociadas, tales como la diabetes, un infarto de miocardio o una artrosis severa de rodilla», asegura esta especialista.

«Para las personas con una obesidad severa existen métodos como la cirugí­a bariátrica, con una demanda del 80% por parte de este tipo de pacientes, que en España lleva desarrollándose desde hace 15 años de forma consolidada. El porcentaje de afectados que rechaza este tipo de intervenciones lo hace por falta de información o miedo al quirófano. Factores como una dieta equilibrada y ejercicio fí­sico resultan fundamentales a la hora de garantizar el éxito de este tipo de medidas», señala Monereo.

Por su parte, el presidente de la Sociedad Española de Cirugí­a de la Obesidad (SECO), Felipe de la Cruz, destaca que «el paciente obeso mórbido, que ha sido decepcionado, y frecuentemente engañado por diferentes métodos para adelgazar, ve en la cirugí­a bariátrica su última opción. Generalmente, dicho paciente conoce a otras personas que tení­an su problema y lo han solucionado en quirófano. Ésta suele ser la forma más frecuente de acercarse al cirujano. En el estudio, se señala la obesidad como un problema creciente de salud pública, unido a una serie de ideas genéricas erróneas acerca de la naturaleza, impacto, causas y remedios de una lacra cada vez más presente en la vida de las personas.