El Palacio Real de Madrid…

La Reina Doña Letizia ha visitado este miércoles las obras realizadas en el Palacio Real de Madrid para la eliminación de las barreras arquitectónicas y facilitar los accesos a las personas con discapacidad.

En la visita estuvo acompañada por la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamarí­a, el Ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, y por la Secretaria de Estado de Servicios Sociales e Igualdad, Susana Camarero, entre otros.

El Consejo de Administración del Patrimonio Nacional, el Real Patronato sobre Discapacidad y la Fundación ACS mantienen, desde hace cinco años, un proyecto de colaboración para eliminar las barreras arquitectónicas en los Reales Sitios, adaptándolos para personas con movilidad reducida.

Después de las actuaciones en los Reales Monasterios de San Lorenzo de El Escorial, Santa Marí­a la Real de las Huelgas, en Burgos, Santa Clara, en Tordesillas, y Yuste, en Cáceres, se han finalizado las intervenciones en el Palacio Real de Madrid que fueron objeto del convenio suscrito en 25 de junio de 2014. Con esta actuación y la reciente reforma del Centro de Recepción de Visitantes, el Palacio Real de Madrid se adapta al criterio de «acceso universal y diseño para todos» de manera que, las personas con discapacidad, puedan acceder a las mismas áreas de visita pública y a los centros de investigación de este emblemático edificio.

Las intervenciones de accesibilidad se han centrado, básicamente, en adaptar y mejorar el acceso para las personas con movilidad reducida mediante rampas instaladas en las diferentes zonas del recorrido turí­stico del Palacio, como la Real Armerí­a, las Salas de Exposiciones Temporales o los Salones Oficiales (estos últimos, situados en la planta Principal, con acceso desde un ascensor); también se ha adaptado el acceso a las Salas de Investigadores, tanto del Archivo General de Palacio como de la Real Biblioteca, así­ como a otras dependencias de servicio. Las rampas se han proyectado con un diseño funcional y moderno, que permite el acceso al interior de los espacios y busca, en todo momento, la adecuación e integración en el entorno mediante los materiales y colores elegidos.

Son elementos metálicos desmontables por lo que constituyen una actuación de carácter reversible. En el nuevo Centro de Recepción de Visitantes, finalizado en 2014 y adecuado al criterio de «acceso universal», se ha instalado un punto de información adaptado para personas con discapacidad visual, que permite la localización, sobre un plano de la planta de Palacio, de las distintas zonas de visita pública, con lectura táctil y textos en braille que facilitan su ubicación.