Unos tres millones de personas…

La tuberculosis es curable, pero los esfuerzos que se realizan en la actualidad para encontrar, tratar y curar todos los enfermos son insuficientes.

De los nueve millones de personas que contraen la tuberculosis cada año, una tercera parte queda ‘desatendida’ por los sistemas de salud. Una gran parte de esos tres millones pertenecen a las comunidades más pobres y vulnerables, o marginadas, del mundo, como los migrantes, los refugiados y desplazados internos, los reclusos, los pueblos indí­genas, las minorí­as étnicas o los consumidores de drogas. Por este motivo la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Alianza Alto a la Tuberculosis promueven el Dí­a Mundial de la Tuberculosis, que ofrece a las personas afectadas y a sus comunidades, a los gobiernos, a las organizaciones de la sociedad civil, a los profesionales sanitarios y a los asociados internacionales la oportunidad de propugnar nuevas medidas para ‘atender’ a esos 3 millones de pacientes.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada