Un pueblo de Asturias sale…

Noreña, en Asturias, protagonizó una concentración silenciosa ayer miércoles para evitar que un Centro de Atención Integral para personas con discapacidad fuera desmantelado. No se descarta que en los próximos dí­as se realice también otra concentración pací­fica en Oviedo.

La Consejerí­a de Bienestar Social del Principado comunicó a finales de diciembre a las familias de las personas con discapacidad que deberí­an abandonar el centro el pasado dí­a 31, ya que la asociación que lo gestionaba, Adepas, habí­a quedado fuera del acuerdo marco para concertar plazas, por un error administrativo.

La respuesta ante el hecho es que todo el pueblo de Noreña cerró filas para manifestar su solidaridad con el Centro. De ahí­ esa concentración silenciosa que se ha celebrado de forma tan multitudinaria. También acudieron niños, padres, abuelos, gente que ha venido también de Tapia, de Langreo y de otras zonas para apoyar la concentración y para que el centro siga funcionando como siempre.

Sabí­n, gerente del centro espera que finalmente se pueda solucionar el problema y que las personas con discapacidad que permanecen aún en él, a pesar de que el Gobierno asturiano les ha instado a que se vayan, sigan allí­ con todas las garantí­as. «Es nuestro centro, su centro desde 50 años, nosotros lo hemos levantado. Siempre se puede encontrar una salida si hay voluntad para hacerlo», afirmó.