Un nuevo tratamiento contra el…

En la imagen, un fármaco innovador.Un nuevo tratamiento con dicloruro de radio 223 contra el cáncer de próstata resistente a castración (CPRC), una enfermedad con alto impacto en la vida del paciente por la tendencia del tumor a inducir metástasis óseas, llega a España tras ser presentado la semana pasada por varios expertos.

“El profundo impacto de las metástasis óseas debe tenerse en cuenta como un punto clave en el tratamiento de la enfermedad”, comentó el coordinador de la Unidad Genitourinario, SNC y Sarcomas del Servicio de Oncologí­a del Hospital Universitario Vall d’Hebrón, el doctor Joan Carles, quien añadió que “el beneficio en la calidad de vida y en la supervivencia global observada con dicloruro de radio 223 supone un avance para los pacientes con CPRC”.

 

El dicloruro de radio 223 se trata de un agente emisor de partí­culas alfa con un efecto anti-tumoral en las metástasis óseas, que demostró una mejora en la supervivencia global, una buena tolerabilidad y un retraso de la aparición del primer evento óseo sintomático en comparación con placebo, según mostraron los resultados del estudio fase III Alsympca. “Este agente actúa frente a las metástasis óseas, ocasionando un potente efecto citotóxico localizado que resulta en un aumento de la supervivencia. Esto es un avance en el tratamiento de este tipo de cáncer tan agresivo”, señaló el jefe de Servicio de Medicina Nuclear del Hospital General Universitario de Ciudad Real, el doctor íngel Soriano.

Según datos de la Sociedad Española de Oncologí­a Médica (SEOM), la incidencia en España del cáncer de próstata en el año 2012 fue de 27.853 nuevos casos, lo que supone un 21,7% de todos los tumores, con 5.481 fallecimientos y una prevalencia a los cinco años de 102.559 (31,4%).

Aproximadamente un 90% de los pacientes con CPRC metastásico muestra evidencias de metástasis óseas, un foco crí­tico del tratamiento, puesto que son una de las principales causas morbilidad y mortalidad. Estas metástasis se presentan en la columna lumbar, vértebras y pelvis. “Se necesitan nuevas opciones de tratamiento para este tipo de pacientes con cáncer de próstata, que contribuyan a mejorar su supervivencia y su calidad de vida”, señaló el doctor Carles, quien destacó que “hay pacientes con esta enfermedad que podrí­an beneficiarse de dicloruro de radio 223 y de su capacidad para prolongar la vida y retrasar los eventos óseos sintomáticos, como la compresión de la médula espinal y la necesidad de radioterapia de haz externo para el dolor óseo”. “Estos avances nos hacen sentirnos esperanzados cuando vemos que se está avanzando en las terapias y en los ensayos clí­nicos con el fin de tratar este problema, de manera que podamos mejorar la situación de los pacientes con cáncer avanzado. El diagnóstico de la metástasis en hueso supone un impacto añadido al de tener cáncer”, explicó la presidenta del Grupo Español de Pacientes con Cáncer (Gepac), Begoña Barragán.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada