Un estudio analiza cómo el…

Los investigadores del grupo GENUD de la Universidad de Zaragoza, José Antonio Casajús y Germán Vicente-Rodrí­guez, han coordinado la publicación ‘Ejercicio fí­sico y salud en poblaciones especiales. Exernet’, que analiza cómo el ejercicio mejora la calidad de vida en diferentes colectivos como discapacitados, enfermos crónicos, niños, personas mayores y embarazadas.

En lí­neas generales, los expertos señalan que lo más recomendable para estos colectivos es individualizar la intervención adaptándose a las caracterí­sticas de los sujetos comenzando con ejercicios de baja intensidad, de corta duración y realizado varias veces al dí­a, que se pueden ir incrementando de manera progresiva conforme mejore el nivel de condición fí­sica, ha informado la Universidad de Zaragoza en un comunicado.

Asimismo, y según se recoge en esta publicación, la realización de ejercicio de forma apropiada tiene efectos positivos sobre el bienestar psicológico, mejora la autoestima y el funcionamiento intelectual y ayuda a descender la depresión, ansiedad o estrés.

La publicación pertenece a la colección ICD del Consejo Superior de Deportes y ofrece información útil para los profesionales de la salud y la actividad fí­sica.

Este libro recoge los trabajos de siete grupos de investigación en ciencias del deporte y la nutrición de todo el paí­s, integrados en la red EXERNET, la primera Red española de Investigación en Ejercicio Fí­sico y Salud en Poblaciones Especiales.

A lo largo de 21 capí­tulos, analiza los efectos del ejercicio fí­sico en los citados grupos de población y cómo la actividad mejora la calidad de vida de pacientes crónicos con enfermedades cardiovasculares, respiratorias, sí­ndrome metabólico, obesidad, cáncer u osteoporosis.

Desde la institución académica han señalado que la inactividad fí­sica «es uno de los principales problemas de salud pública de este siglo» y «acarrea miles de muertes cada año, además de enormes costes económicos directos».

De hecho, según datos de un reciente estudio realizado con más de 50.000 personas adultas indican que de cada cien personas fallecidas, 16 ó 17 podrí­an haberlo evitado si la inactividad fí­sica no hubiera estado presente.

Por lo que se refiere a las poblaciones objeto de la publicación, «suelen tener una condición fí­sica deficiente que limita sus capacidades» y por ese motivo los investigadores señalan la necesidad de evaluar su estado de salud y condición fí­sica para «hacer propuestas de ejercicio fí­sico que sean eficaces y que puedan llevarse a cabo en función de sus caracterí­sticas y preferencias».

Exernet es la primera Red española de Investigación en Ejercicio Fí­sico y Salud en Poblaciones Especiales y pretende unir los esfuerzos de todos los grupos de investigación españoles en actividad fí­sica y salud, con el objetivo de coordinar, armonizar y divulgar la investigación en estos grupos especiales de población.

Tanto la práctica como la prescripción de ejercicio fí­sico han incorporado progresivamente funciones cientí­ficas y programáticas que permiten reducir el impacto del sedentarismo y de las enfermedades asociadas en la población y aumentar el nivel de salud y de bienestar.

En la actualidad, Exernet está integrada por siete grupos, GENUD de la Universidad de Zaragoza; EFFECTS-262 de la Universidad de Granada; el Grupo de la Facultad de Ciencias de la Actividad Fí­sica y del Deporte de la Universidad Politécnica de Madrid; Metabolismo, Genética y Nutrición, del Instituto de Investigación Clí­nica del Clí­nica del Hospital Valdecilla; AFYCAV, de Extremadura; el Instituto de Biomedicina (BIOMED) de la Universidad de León; y NUCOX, de las Islas Baleares.

La Red está coordinada por el Grupo Nutrición y Actividad Fí­sica (GENUD) de la Universidad de Zaragoza, coordinado por José Antonio Casajús. Este coordina el proyecto europeo HELENA y participa en el proyecto europeo IDEFICS y centra su actuación en tres lí­neas principales, niños, adolescentes y discapacitados.

«Sus trabajos han permitido mejorar el conocimiento cientí­fico de problemas de salud emergentes y de elevada prevalencia como es el caso de la obesidad infantil», han apuntado las mismas fuentes.