La OMS se propone reducir…

En la imagen, asamblea general de la OMS.La Organización Mundial de la Salud (OMS) aprobó este miércoles una estrategia global contra la malaria para el periodo 2016-2030, que incluye entre sus objetivos la reducción de la carga de esta enfermedad en un 40% para 2020 y en al menos un 90% para 2030, así­ como eliminarla en al menos 35 paí­ses en 2030.

Los Estados miembro de la OMS acordaron esta iniciativa en la Asamblea Mundial de la Salud, que se celebra esta semana en Ginebra (Suiza) y en la que también se acordó el presupuesto por programas de esta agencia de la ONU para el ejercicio 2016-2017.

La OMS señaló en un comunicado que la tasa global de mortalidad por malaria se redujo en un 47% entre 2000 y 2013, gracias en parte a que la extensión del paquete básico recomendado por este organismo (control de vectores, ‘quimioprevención’, pruebas de diagnóstico y tratamiento) ha demostrado ser “rentable y eficiente”.

Sin embargo, indicó que millones de personas siguen sin poder acceder a la prevención y tratamiento de la malaria, y que la mayorí­a de los casos y las muertes continúan sin registrarse ni declararse. Esta enfermedad mató a unas 584.000 personas en 2013.

La OMS recalcó que la nueva estrategia tiene como objetivo proseguir con los éxitos recientes para reducir radicalmente la cifra de mortalidad. Desarrollada en estrecha consulta con los paí­ses endémicos y entidades asociadas, esta iniciativa proporciona un marco global para que las naciones puedan poner en marcha programas a medida que acelerarán el progreso hacia su eliminación.

La estrategia se compone de tres elementos fundamentales: garantizar el acceso universal a la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la malaria; acelerar los esfuerzos hacia la eliminación y el logro del estatus libre de esta enfermedad, y el fortalecimiento de su vigilancia.

Además, hace hincapié en la importancia de la innovación y la investigación, y la necesidad de compromiso polí­tico, financiación sostenible, sistemas de salud fuertes, y colaboración entre los distintos sectores.
Por otro lado, los Estados miembro de la OMS aprobaron un presupuesto por programas el ejercicio 2016-2017, que asciende a 4.384,9 millones de dólares (unos 3.950 millones de euros), lo que supone 236 millones de dólares (212,7 millones de euros) más respecto a 2014-2015.

Por último, este presupuesto se destinará a satisfacer las necesidades de los paí­ses, aprovechar la experiencia adquirida durante el brote de ébola; abordar prioridades como la resistencia a los antimicrobianos, la salud y el medio ambiente, la malaria y la hepatitis viral emergente, y poner en práctica los acuerdos adoptados por los comités regionales de la OMS y la Asamblea Mundial de la Salud.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada