Hallan las proteí­nas que conducen…

Investigadores de la Universidad de Cambridge, en Reino Unido, han encontrado que las proteí­nas que controlan la progresión de la enfermedad de Alzheimer están vinculadas en una ruta y que los medicamentos dirigidos a esta ví­a pueden ser una forma de tratamiento de la enfermedad, que afecta a 40 millones de personas en todo el mundo, como detallan en un artí­culo que se publica este jueves en ‘Cell Reports’. Los cientí­ficos encontraron que a medida que una proteí­na llamada proteí­na precursora amiloide (APP, por sus siglas en inglés) se descompone en fragmentos de proteí­nas tóxicas llamadas beta-amiloide, afecta a la manera en la que otra proteí­na clave, tau, se comporta.

Aunque en un trabajo anterior se han descrito ví­nculos entre estas proteí­nas, esta investigación ha identificado una nueva asociación entre ellas y ha visto que la manipulación de la velocidad a la que APP se descompone está conectada directamente a los niveles de tau.

Aunque no se sabe exactamente qué causa la enfermedad de Alzheimer, se conoce que beta-amiloide y tau se acumulan en el cerebro, formando “placas” y “ovillos” que interrumpen las conexiones entre las neuronas, finalmente matándolas. No hay tratamientos para detener o revertir la progresión de la enfermedad, pero los investigadores están comenzando a entender los mecanismos que hacen que avance.

 

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada