FAMMA habilita en su página…

Una persona sujeta un corazón de juguete.

FAMMA-Cocemfe Madrid acaba de habilitar un espacio web con motivo de la celebración del Dí­a Nacional del Trasplante, que se celebra hoy, con el objetivo último de captar donantes de órganos y sensibilizar a la población sobre la importancia que tiene la donación de órganos para lograr salvar miles de vidas cada año en España.

Este apartado, denominado ‘írea del donante FAMMA’, está ya disponible en la web de la Federación (www.famma.org) para todos aquellos que deseen obtener información sobre el proceso de donación de órganos, entre otros aspectos, y permitirá a quienes lo deseen cursar su solicitud para tramitar la tarjeta de donante de órganos que expide la Organización Nacional de Trasplantes (ONT).

De este modo, FAMMA-Cocemfe Madrid desea sumarse a las celebraciones que se conmemoran en todo el paí­s con una apuesta ‘decidida y solidaria’ para convertir a la entidad en un referente en el ámbito de la promoción de la donación de órganos en España, sensibilizando sobre la importancia de ello a sus asociados, y a las personas que, a nivel general, siguen la actividad de la Federación.

El área cuenta con un acceso al formulario oficial de la ONT, en el que se pueden introducir todos los datos precisos para lograr solicitar con éxito y de forma segura la tarjeta de donante. Asimismo, recoge una serie de cuestiones y dudas frecuentes entre quienes están pensando en hacerse donantes de órganos en España.

FAMMA-Cocemfe Madrid ‘quiere hacer en este dí­a una apuesta clara por el incremento de la tasa de donación de órganos, pues de ella depende la vida de muchas personas que necesitan un órgano o bien para vivir o bien para mejorar su estado de salud’.

Durante el pasado año un total de 236 personas donaron sus órganos en la Comunidad de Madrid, ascendiendo a 764 la cifra de trasplantes realizados durante 2012 (432 de riñón, 194 de hí­gado, 54 de corazón, 49 de pulmón, 8 de intestino y 27 de páncreas). Sin la solidaridad de quienes entregaron sus órganos al fallecer, muchas personas no habrí­an podido disfrutar de una nueva oportunidad de vida.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada