Descubren uno de los mecanismos…

En la imagen, un laboratorio de investigación clí­nica.Un estudio del Instituto de Investigación Biomédica de Bellvitge (IDIBELL) ha hallado uno de los mecanismos que favorece la agresividad del Sarcoma de Ewing, el segundo cáncer de hueso más común y que afecta a niños y jóvenes. Los resultados del estudio, publicado en la revista PLoS ONE, abren la puerta a una nueva lí­nea de investigación de posibles terapias para este tumor.

Actualmente, si se diagnostica a tiempo y no presenta metástasis, el Sarcoma de Ewing se puede curar en el 80% de los casos pero entre el 25% y el 30% se diagnostican cuando ya existe metástasis y la supervivencia desciende hasta el 30%. La angiogénesis es un proceso clave en el crecimiento, proliferación y migración de los tumores sólidos. Las células tumorales necesitan nuevos vasos sanguí­neos que les aporten el oxí­geno y los nutrientes extras que necesitan para desarrollarse a un ritmo tan rápido. Oscar Martí­nez-Tirado, jefe del grupo de investigación en sarcomas en el IDIBELL, ha descrito en varios estudios las funciones de la proteí­na caveolina-1 en Sarcoma de Ewing: «Hemos visto que tiene un papel tumorogénico en este tipo de tumor, que participa en la resistencia a la quimioterapia, que favorece la metástasis y en este trabajo hemos demostrado que juega un papel fundamental en el proceso angiogénico».

Los investigadores comprobaron que, en lí­neas celulares modificadas genéticamente para no expresar la caveolina-1, los tumores eran más pequeños, presentaban más necrosis y el í­ndice de vascularización era significativamente más bajo que en lí­neas con caveolina-1. «Por lo tanto, la falta de caveolina-1 impide la angiogénesis», concluye Martí­nez-Tirado.