Cataluña acogió un torneo adaptado…

En la imagen, jugadores de boccia adaptado.La ciudad catalana de Cornellí  de Llobregat acogió este fin de semana la quinta edición del Trofeo Internacional de Boccia Roser Pecanins «Premio Linde». La competición, organizada por la Federació Esportiva Catalana de Paralí­tics Cerebrals (FECPC) contó con el apoyo del Ayuntamiento de Cornellí  de Llobregat y se llevó a cabo en el Parc Esportiu Llobregat.

La selección catalana de boccia fue la anfitriona de una competición que se inició en 2008 y que rinde homenaje al esfuerzo de Roser Pecanins, que fue presidenta de la FECPC desde sus inicios y durante más de una década. Desde sus principios han participado grandes potencias de la boccia, como España o Gran Bretaña y paí­ses de todo el mundo que querí­an promocionar el deporte en sus federaciones, como fue el caso de este año con Italia y en otras ediciones Venezuela.

Este año, debido a la proximidad del Campeonato del Mundo en Pekí­n el próximo mes de septiembre, participaron un total de 28 deportistas de siete selecciones: Catalunya, España, Gran Bretaña, Israel, Italia, Noruega y Rusia.