Buscan la relación existente entre…

Los investigadores han encontrado, mediante el uso de angiografí­a coronaria por tomografí­a computarizada (ACTC), una estrecha asociación entre placa de la arteria coronaria de alto riesgo y una enfermedad hepática común. El estudio, publicado en la edición digital de la revista ‘Radiology’, halló que un solo examen de tomografí­a computarizada (TC) puede detectar ambas condiciones.

En el estudio, los autores analizaron las asociaciones entre la placa de alto riesgo y la enfermedad de hí­gado graso no alcohólica (EHNA), una condición caracterizada por una función anormal del hí­gado que no está asociada con el consumo excesivo de alcohol y que es la enfermedad hepática más frecuente, con una prevalencia estimada de entre el 20 y el 30 por ciento de la población general.

«Como se sabe que la aterosclerosis está vinculada a la inflamación, nuestro siguiente paso fue buscar una asociación de placas de alto riesgo con otras condiciones inflamatorias sistémicas, como hí­gado graso no alcohólico», afirma el autor principal del estudio, Stefan B. Puchner, del Hospital General de Massachusetts y la Escuela de Medicina de Harvard en Boston, ambas instituciones en Estados Unidos, y la Universidad Médica de Viena, en Austria. «Curiosamente, ambas patologí­as pueden ser detectadas en un único examen TC», añade.