Ven bien que el dinero…

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) saluda la modificación legal que permitirá destinar nuevos recursos económicos a la mejora de la educación de las personas con discapacidad en España. Dichos fondos procederán de saldos y depósitos abandonados en los bancos.

A través de un comunicado, el comité recordó que esa situación se producirá gracias a una enmienda presentada por el PP en el Congreso al proyecto de ley sobre reutilización de información del sector público. Con ella, los populares quieren que, los saldos y depósitos abandonados en bancos y establecimientos financieros que se ingresa el Estado, por la Ley de Patrimonio de las Administraciones Públicas de 2003, se destinen a ayudas educativas a personas con discapacidad.

El Cermi recuerda que hasta ahora el dinero de las «cuentas durmientes» (aquellas que han estado inactivas por un periodo superior a los 20 años) pasaban directamente a Tesoro Público, sin una afectación de gasto concreta.

A partir de esta modificación legal, lo que se recaude anualmente por esta ví­a será destinado al Real Patronato sobre Discapacidad, para que este organismo de la Administración General del Estado despliegue un programa de ayudas directas a beneficiarios para mejorar el nivel educativo de las personas con discapacidad.

Esta iniciativa ha sido reiteradamente defendida por el Cermi y se materializará legalmente tras ser asumida por el Gobierno a través de los ministerios de Hacienda y Sanidad, Servicios, Sociales e Igualdad.