Una mujer con discapacidad disputa…

Magda Morad es un modelo y ejemplo de superación por ser la primera mujer en aprender el oficio de carpintera y tapicera en Gaza. Tiene una discapacidad en sus miembros inferiores.

Esta mujer de 46 años asegura que nunca ha sentido su discapacidad como un obstáculo para hacer algo que le apasiona y que supone un doble reto al ser, desde que recuerda, “monopolio exclusivo de los hombres”. “Hace seis meses, debido a la difí­cil situación que atravesábamos mi familia y yo, decidí­ aprender estos oficios. Y ahora soy capaz de fabricar un mobiliario bueno y moderno”, afirma con orgullo. Se inscribió en la Institución Irada (Volition), un centro de rehabilitación de Ciudad de Gaza que también da cursos de formación de entre 3 y 6 meses complementados con oportunidades laborales temporales para poner en práctica lo aprendido. Desde 2012 han desarrollado esta labor que permite a las mujeres lanzarse al mundo de los negocios con pequeños proyectos, y garantizarse así­ una mejor calidad de vida para ellas y sus familias.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada