La OMS insta a Europa…

En la imagen, un vial de una vacuna contra el sarampión.La Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para Europa ha exigido a responsables polí­ticos, trabajadores sanitarios y padres la vacunación contra el sarampión en todos los grupos de edad en situación de riesgo. El objetivo es poner fin a los brotes actuales y prevenir otros similares en el futuro. Los mayores brotes, actualmente, están en Kirguistán, Bosnia y Herzegovina, Rusia , Georgia, Italia, Alemania y Kazajstán.

La Oficina Regional de la Organización Mundial de la Salud para Europa ha instado a responsables polí­ticos, trabajadores sanitarios y familias a la vacunación contra el sarampión en todos los grupos de edad en situación de riesgo.

El objetivo de la OMS es el de eliminar la enfermedad a finales de 2015. A pesar de que los casos de sarampión se redujeron en un 50% desde 2013 hasta 2014, los grandes brotes continúan. “Si tenemos en cuenta que en las últimas dos décadas hemos visto una reducción del 96% en el número de casos de sarampión en la Región de Europa, y que estamos a sólo un paso de la eliminación de la enfermedad, estamos sorprendidos ante la notificación de 22.149 casos de sarampión en 2014 y lo que va de 2015, que “pone en peligro el objetivo de la Región de eliminar la enfermedad”, señaló la directora regional de la OMS/Europa, Zsuzsanna Jakab, quien insistió en ofrecer una respuesta colectiva, “sin más demora, para cerrar las brechas de inmunización “. “Es inaceptable que, después de los esfuerzos de los últimos 50 años para hacer vacunas seguras y eficaces disponibles, el sarampión sigue costar vidas, dinero y tiempo”, añadió, dejando patente que aún hay focos de personas susceptibles que están desempleados, padres que no pueden por falta de acceso o que no quieren vacunar a sus hijos.

El director adjunto de la División de Enfermedades Transmisibles, Seguridad Salud y Medio Ambiente de la Oficina Regional de la OMS para Europa, el Nedret Emiroglu, señaló, al respecto, que “la prioridad es ahora para controlar los brotes actuales en todos los paí­ses afectados a través de las actividades de inmunización dirigidas a las personas en situación de riesgo”. “Al mismo tiempo, todos los paí­ses, sin excepción, necesitan mantener una muy alta cobertura de vacunación contra el sarampión regular, por lo que los brotes similares no vuelvan a ocurrir en nuestra Región, y el sarampión puede ser eliminado una vez por todas”, añade. Los mayores brotes que se han notificado en están en Kirguistán (7.477), Bosnia y Herzegovina (5.340), Rusia (3.247), Georgia (3.291), Italia (1.674), Alemania (583) y Kazajstán (537).

Para evitar que esto ocurra se han propuesto medidas como mejorar la vigilancia para detectar e investigar todos los casos sospechosos; probar rápidamente los casos y la identificación de las cadenas de transmisión; y hacer que la información basada en la evidencia de alta calidad disponibles en los beneficios y riesgos asociados con la inmunización contra el sarampión.

Por último, para apoyar a los paí­ses europeos en estos esfuerzos, la Oficina Regional de la OMS para Europa ha puesto en marcha un nuevo Plan de Acción Europeo de Vacunas (EVAP), una interpretación regional del Plan de Acción Mundial de Vacunas.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada