El ayuno intermitente puede ayudar…

En la imagen, una persona controla su peso.Restringir el acceso a los alimentos a entre ocho y 12 horas en lugar de permitir acceder de forma constante a la comida puede ayudar a prevenir e, incluso, revertir la obesidad y la diabetes tipo 2, según las conclusiones de dos estudios realizados en ratones que se publican en la edición digital de este martes de Cell Metabolism.

Los resultados de estas investigaciones sugieren que este tiempo para comer con restricción afecta el equilibrio de las bacterias que se encuentran en el intestino. Los autores del trabajo también encontraron que «dí­as tramposos» ocasionales durante los fines de semana no deshacen los beneficios de una alimentación a tiempo restringido en los ratones en los que se probó este tipo de dieta. Anteriormente, estos investigadores, dirigidos por el doctor Satchidananda Panda, del Instituto Salk para Estudios Biológicos en La Jolla, California, Estados Unidos, encontraron que este tipo de alimentación de tiempo restringido puede ayudar a prevenir la obesidad causada por dietas ricas en grasas, pero no estudiaron sus efectos frente a otros desafí­os nutricionales o la obesidad preexistente.

En sus nuevos estudios, los cientí­ficos evaluaron la alimentación de tiempo restringido en ratones bajo diversos retos nutricionales. En los ratones alimentados con una variedad de alimentos de alto contenido en grasa y alto contenido en azúcar, la estrategia podrí­a ayudar a prevenir el desarrollo de problemas metabólicos y sus beneficios fueron proporcionales a la duración del ayuno en los animales.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada