CERMI Madrid reclama la puesta…

Centro de Salud para personas con discapacidadEl Comité de Entidades de Representantes de Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid considera el Plan Integral de Salud para personas con discapacidad necesario para no deteriorar su calidad de vida, debe basarse en áreas concretas, la asistencial y la rehabilitadora, aunque siempre desde la perspectiva de la investigación para la prevención de futuras discapacidades o el agravamiento de las existentes.

 

La crisis no puede servir de excusa permanente para no hacer nada. De hecho, no se deben paralizar programas esenciales que reduzcan la inversión sanitaria a través de la prevención pero, lo más importante, que propicien la mejor calidad de vida a quienes ya padecen una situación diferente y de desventaja por su estado de salud.

El requerimiento del Comité se basa en la adecuada reorganización de los recursos técnicos y humanos que propicien la puesta en marcha y el desarrollo de un Plan tan necesario como éste. Según el CERMI Comunidad de Madrid, «el Plan debe producir mejoras directas en el estado de salud de las personas con discapacidad pero, indirectamente, también su participación en la sociedad de manera activa. La comunidad de Madrid debe convencerse que la adecuada atención a las personas con discapacidad produce un retorno inmediato que compensa la inversión que se hace para el colectivo».

CERMI Madrid explica que, además de la obligación de llevarlo a cabo, como así­ se expone en el artí­culo 64, de la Ley 16/2003, de 28 de mayo, de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud, su puesta en marcha reducirá los costes que se pudieran producir en caso de no llevarlo a cabo, por lo que no hacerlo serí­a una irresponsabilidad.

Sin perjuicio de las competencias autonómicas de planificación sanitaria, las comunidades autónomas están obligadas a elaborar planes integrales de salud sobre las patologí­as más prevalentes, relevantes o que supongan una especial carga sociofamiliar, garantizando una atención sanitaria integral.

En este sentido, la Comunidad de Madrid, una vez establecidos los estándares generales, bases y criterios, debe organizar sus servicios de acuerdo con el modelo que más se adapte a las peculiaridades y necesidades de la población.

El Comité ha enviado una carta al Consejero de sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, solicitándole una reunión para tratar este asunto que contribuirá de forma sustancial al sistema de salud de la Comunidad de Madrid y a su funcionamiento.