CERMI Madrid exige una rectificación…

Patricia FloresEl Comité de Entidades de Representantes de Personas con Discapacidad de la Comunidad de Madrid, CERMI Comunidad de Madrid, reclama una rectificación inmediata por parte de la viceconsejera de Asistencia Sanitaria de la Comunidad de Madrid, Patricia Flores, tras sus declaraciones fuera de lugar en las que se preguntaba si tiene sentido que los enfermos crónicos vivan, según ella, gratis del sistema.

La viceconsejera madrileña, que deberí­a ser plenamente consciente de la situación que viven este tipo de enfermos y sus familias, pronunció estas palabras en un acto en el que también utilizó sentencias muy desafortunadas dentro del contexto en el que se produjeron, como «lo sanitario tiene un fin» o «no podemos comer toda la tarta de un bocado o nos empacharemos».

Del mismo modo, criticó el hecho de que cuando un paciente necesita atención domiciliaria o institucional sea el sistema el que debe incorporarse a su ritmo de vida, y no el usuario el que debe incorporarse al sistema; en un claro ejemplo de falta de empatí­a y conocimiento de las necesidades de un colectivo de personas cuyas necesidades básicas debe defender y atender.

CERMI Madrid traslada que la previsión de recortes en el sistema sanitario de la Comunidad de Madrid dejando entrever que la culpa es del gasto que generan los enfermos crónicos, denota la falta de sensibilidad de quienes nos gobiernan y trabajan por destruir nuestro Estado de bienestar.

Por otro lado, el Comité madrileño quiere recordar a la viceconsejera «que las asociaciones que ayudan a este tipo de pacientes vienen sufriendo, numerosos recortes e impagos que les impiden desarrollar su trabajo en beneficio de estas personas, lo que evidencia una falta de compromiso con el tejido asociativo de la discapacidad, que intenta mejorar la calidad de vida de un colectivo con grandes necesidades sanitarias y que luchan por  fomentar la prevención, la ayuda mutua y los autocuidados para enfermos crónicos».

CERMI Comunidad de Madrid pide que no se olvide que los enfermos crónicos no son ciudadanos de segunda, son ciudadanos que en su mayor parte han sido trabajadores que han cotizado a la seguridad social y pagado sus impuestos para que sus necesidades sanitarias básicas y especiales, sean  cubiertas en el momento de ser necesario, por un paí­s y una comunidad autónoma, que presume  del Bienestar de sus ciudadanos gracias a su gestión, puesto que con sus impuestos y los de sus familias se ha ayudado a erigir este estado social.