FAMMA aboga por una Semana Europea de la Movilidad para todos, con protagonismo de rutas peatonales accesibles, y en la que el mal estado del pavimento no sea un peligro constante para las personas de movilidad reducida. 

  • FAMMA-Cocemfe Madrid exige la creación de rutas peatonales accesibles y que se actúe sobre el mantenimiento de aceras y calzadas de forma activa, y no como ocurre mayoritariamente hasta ahora, para garantizar la seguridad y movilidad de todos los ciudadanos.
  • La movilidad no se entiende sin criterios de accesibilidad porque, podemos estar hablando de “ciudades amables” y de tecnología, pero, si no tenemos los entornos adaptados lo anterior servirá para nada.

  • Se reclama desde el sector aumentar los niveles de vigilancia que protejan a las personas de los patinetes y sus conductores que aún circulan por las aceras indebidamente.

  • En el Gabinete de #Accesibilidad de FAMMA seguimos recibiendo denuncias por aceras y alcorques levantados por las raíces de los árboles, desperdicios, hojas de los árboles y excrementos de mascotas, pavimento defectuoso en pasos de cebra, sendas ciclabes, aceras-bici o asfaltado de parques públicos, que dificultan en gran medida la movilidad de las personas con movilidad reducida.

  • La Federación exige un plan de movilidad peatonal accesible y medidas de accesibilidad en los medios de los urbanos e interurbanos que aún contemplan grandes carencias para facilitar los desplazamientos a usuarios de sillas de ruedas.

 

Madrid, 18 de septiembre de 2019. - La Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (FAMMA-Cocemfe Madrid) pone de manifestó que desde la mayoría de los ayuntamientos de Madrid la movilidad peatonal accesible no tiene protagonismo que se merece en sus actos conmemorativos de la Semana Europea de la Movilidad porque, dejan al margen, todas aquellas medidas que facilitan la vida a las personas que tienen movilidad reducida.

En palabras del presidente de FAMMA, Javier Font, “nos creemos que hemos avanzado sustancialmente en la adaptación de los elementos de transporte público pero la realidad nos dice que el transporte urbano y, sobre todo el interurbano, deja mucho que desear y no es precisamente el mejor indicador para valorar que Madrid cuenta con medidas efectivas para los ciudadanos en general y, de manera particular, hacia las personas con movilidad reducida que propicie su adecuada movilidad en las ciudades”

La ausencia de un riguroso plan de movilidad peatonal accesible, se deja ver en nuestras calles por la dejadez de algunas aceras y calzadas de los diferentes ayuntamientos en la Comunidad de Madrid que han dado lugar a numerosas quejas que han sido tratadas en nuestro Gabinete de Accesibilidad financiado por Fundación Montemadrid y Bankia.

Las denuncias que nos llegan en nuestra web mediante el formulario “Denuncia una barrera” nos ponen de manifiesto que muchas de la calles de los municipio madrileños, debido su deficiente mantenimiento, cuentan con obstáculos para las personas con movilidad reducida, tales como: aceras levantadas por raíces, excrementos de perro; grietas en calzadas interferencias de carriles bici inadecuados, invasión de patinetes en la vía pública o incluso, conductores que circulan con esos nuevos elementos de transporte, de manera indebida.

A esto se suman los vehículos mal estacionados en la acera que dificultan o impiden el tránsito por las calles a personas con movilidad reducida, sin que las diferentes administraciones tomen cartas en el asunto, incluso tras varias denuncias de los ciudadanos y entidades. Estos peligros salvables para muchos, pueden provocar caídas, tropiezos y resbalones, especialmente entre personas mayores o con movilidad reducida.

Desde FAMMA exigimos, un plan que comience por la concienciación de los responsables políticos, policías, personal de limpieza y mantenimiento de jardines de los diferentes ayuntamientos para que tomen conciencia de las barreras insuperables que suponen para las personas con movilidad reducida una laxa supervisión de los espacios públicos en materia de movilidad.

Además, reclamamos una campaña de concienciación ciudadana y sanciones para las personas que abandonan los excrementos de sus mascotas, estacionan mal y dificultan el paso de las personas con movilidad reducida, ya sean vehículos compartidos o privados. En zonas de máxima concentración de vehículos en las aceras, reclamamos también la creación de más aparcamientos para motos y específicos para bicicletas y patinetes como los existentes en otras ciudades europeas que organizan el aparcamiento de estos medios de locomoción.

Las personas con movilidad reducida, entre las que se encuentran personas usuarias de sillas de ruedas, bastones o personas mayores, son un colectivo vulnerable frente a adoquines levantados de la calzada, vehículos en la acera que limitan el tránsito y la suciedad en las calles, ya que pueden provocar situaciones como, la imposibilidad del tránsito, situaciones de peligro al resbalar o tropezar y sufrir accidentes que podrían generar una discapacidad sobrevenida, como una rotura de cadera.

Nota de prensa en PDF.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 
Linkedin
YouTube
Facebook