Actualmente, se calcula que entre un 7 y un 12% de los mayores de 65 años están en una situación de fragilidad,  que son aquellas personas con riesgo de sufrir el deterioro funcional y la progresión a la discapacidad, además, de sufrir accidentes como caídas con mayor y por tanto, pasar largos periodos de tiempo hospitalizados.

Por estas razones, el Servicio de Geriatría y la Fundación de Investigación Biomédica del Hospital de Getafe han iniciado un estudio científico, que busca el desarrollo  de un sistema online de seguimiento a domicilio para mejorar los tratamientos médicos de las personas mayores con fragilidad.

Este proyecto, denominado FACET, que está financiado por el programa EIT-Health de la Unión Europea (UE) y en el que también participan la Universidad Politécnica de Madrid, el Hospital de Albacete y varias empresas tecnológicas (GMV, Atos), sustituye el seguimiento tradicional en la consulta del Hospital, por una plataforma online de seguimiento a domicilio, mediante la cual el médico puede modificar y prescribir el tratamiento (ejercicio físico, recomendaciones nutricionales, tratamiento farmacológico), y realizar diferente test de fragilidad.

Para llevar a cabo este proyecto, se colocan durante 6 meses en el domicilio del paciente una serie de sensores que permiten registrar la evolución de las variables relevantes para la fragilidad: velocidad de la marcha, levantadas desde una silla, adherencia al tratamiento y estado nutricional, entre otras. Además, el paciente tiene instalada una aplicación en su móvil, con la que puede contactar con su médico, revisar tratamientos prescritos y recibir recordatorios.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Linkedin
YouTube
Facebook