RITUXIMAB, un medicamente que podrí­a…

Según un nuevo estudio realizado en Suiza, concretamente en la Universidad de Basilea,  que ha analizó la evolución de los pacientes tratados con Rituximab en una ventana de tiempo de 10 años y la comparó con la evolución de pacientes con la misma forma de esclerosis múltiple, pero que no habí­an sido  tratados con este fármaco, ha concluido  que los pacientes que habí­an sido tratados con RITUXIMAB presentaron un avance más lento de la enfermedad.

Los investigadores descubrieron que el conjunto de pacientes tratados con el fármaco tení­a menor puntuación en la escala EDSS (Una escala para medir el grado de discapacidad) al cabo de 10 años, es decir, su discapacidad habí­a avanzado en menor medida.

Estos datos, publicados en la revista JAMA Neurology, se unen a lo observado en un estudio que concluyó que Rituximab estaba entre los fármacos con menor tasa de interrupción en el tratamiento inicial de la EM.

La esclerosis múltiple  es una enfermedad cuyo origen se desconoce, sin embargo, existen esperanzas en los nuevos tratamientos que inciden sobre las células B del sistema inmunológico y teniendo en  cuenta el Rituximab como uno de los medicamentos más factibles por la seguridad de uso a largo plazo. 

 

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada