Organizan una marcha en Bruselas…

300 personas de diferentes países han marchado frente a las instituciones europeas para reclamar soluciones europeas y nacionales a los retos de accesibilidad y de apoyo institucional que encuentra en su día a día las personas con discapacidad. La marcha se convocó porque creen que la sociedad es “aún muy discriminatoria” hacia este colectivo. Para visibilizar su situación recorrieron algunos de los puntos más emblemáticos del barrio europeo de Bruselas y reclamaron “una sociedad inclusiva en la que todo el mundo tenga la asistencia que necesita para ser incluido en la sociedad» frente al actual modelo de «escuelas especiales, transporte especial o puestos de trabajo especiales».

Frank Sioen, voluntario de la entidad flamenca “Derechos iguales para todas las personas con discapacidad«, hizo ver que “no es por la discapacidad que tenga una persona, es por las barreras que pone la sociedad. Si cada bus fuese accesible y tuviera una rampa, yo podría coger el autobús. Estamos aquí para pedir que la sociedad sea más inclusiva y deje de pensar desde un punto de vista segregador». En su opinión el presupuesto para esta asistencia personal debería poder gestionarlo la persona con discapacidad y no el proveedor del servicio.

La marcha se organiza cada dos años en Bruselas y en esta ocasión ha reunido a delegados de Suecia, Portugal, Italia, Turquía, Serbia y Bosnia-Herzegovina, entre otros países. «Esto muestra que es un problema grave que debe abordarse no solo al nivel nacional, sino también al europeo», insistió el voluntario, quien apuntó a que los reclamos del colectivo «son un derecho y no un extra» y «la base de cómo debe funcionar la sociedad».