FAMMA reclama una regulación especí­fica…

En la imagen, dos vehí­culos del servicio de Eurotaxi de Madrid.

FAMMA reclama a la Administración regional y local el impulso de una regulación especí­fica que permita mejorar el servicio que prestan los Eurotaxis de Madrid a sus usuarios, con el fin de que se tengan en cuenta, en mayor medida, las necesidades de las personas con discapacidad y/o movilidad reducida, considerando, precisamente, que este servicio se puso en marcha con un fin social y para facilitar la movilidad de las personas del colectivo.

La Federación asegura que este servicio no tiene nada que ver con el servicio convencional del taxi, ya que se creó con unos objetivos concretos, con el fin de ayudar a integrarse en la sociedad a aquellas personas con discapacidad, más gravemente afectadas, que no podrí­an coger ni usar con regularidad, normalidad y de manera autónoma, la actual red de transporte de Madrid, por muy accesible que ésta pudiera llegar a ser algún dí­a, dada la gravedad de su propia situación de discapacidad.

Precisamente, la Federación, a raí­z del estudio que elaboró para conocer la valoración que hacen del servicio sus propios usuarios con discapacidad, estima preciso que, entre otras medidas, se establezcan en la citada regulación tarifas especí­ficas para quienes tienen discapacidad y usan los taxis adaptados, que se implemente una app que permita localizar el taxi más cercano, una mayor transparencia por parte de las emisoras, y, especialmente, que se incremente la flota de taxis adaptados del servicio, todo ello, enmarcado dentro de un plan de acciones de discriminación positiva y ajustes razonables, que permitan un buen desarrollo del servicio y las máximas garantí­as para ello.

Con respecto a esta última medida, FAMMA recuerda a la Administración local, que no tiene plan alguno de acción para dar respuesta a lo dispuesto en el Real Decreto 1544/2007, de 24 de noviembre, normativa que establece que el 5% de los vehí­culos de las flotas de taxi tienen que estar adaptados antes de 2017, lo que supondrí­a que en poco más de tres años deberí­a de haber en Madrid cerca de 800 taxis adaptados, cuando, en la actualidad, hay 105. Dar respuesta a este incremento en la cifra de taxis adaptados permitirí­a mejorar los tiempos de espera a la hora de solicitar un servicio y hacerlo, sin duda, más competitivo.

FAMMA reitera que las personas con discapacidad no deben verse abocadas a asumir un sobrecoste en el servicio, ni a tener que apuntalar la viabilidad de un sector que, de por sí­, tendrí­a que tener asegurada su pervivencia. Asimismo, la Federación, incide en que sólo con un incremento de la flota de vehí­culos del servicio de Eurotaxi según establece el mencionado Real Decreto será posible solventar las carencias que presenta y que detectan diariamente sus usuarios cuando usan este servicio. Así­ se desprende del estudio de FAMMA, que revela cómo es una norma preocupante del sector de Eurotaxi la aplicaron de tarifas ilí­citas de recogida superiores al tope máximo legal, de cinco euros, algo que, con un servicio más competitivo, se producirí­a en menor medida.

Los argumentos de la asociación que “representa” al servicio de Eurotaxis se concretan en justificaciones que se caen por sí­ solas, al insistir en que el vehí­culo y su mantenimiento es más caro, así­ como que han desaparecido las ayudas hacia las personas con discapacidad. En este sentido, FAMMA está en disposición de demostrar lo contrario, independientemente de que también se avergí¼enza de una administración que haya retirado en su totalidad las ayudas al transporte en taxi y que está abandonando sus polí­ticas de integración para las personas con discapacidad.

Por último, la Federación recuerda que el decreto 13/2007 de la Comunidad de Madrid por el que se aprueba el Reglamento Técnico de Desarrollo en Materia de Promoción de la Accesibilidad y Supresión de Barreras Arquitectónicas establece, en su artí­culo 20, que “las Administraciones Públicas mediante planes periódicos velarán porque las personas con movilidad reducida dispongan de suficientes vehí­culos de autotaxis adaptados que cubran las necesidades de las mismas”. En la Comunidad de Madrid, hay un Eurotaxi por cada 948 personas con discapacidad potencial cliente de estos servicios.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada