FAMMA denuncia a AEMA-Eurotaxis ante…

En la imagen, miembros de la judicatura.FAMMA-Cocemfe Madrid acaba de presentar una denuncia ante la Fiscalí­a Provincial de Madrid en la que se exponen detalladamente al Ministerio Público las vulneraciones legales en las que, a juicio de FAMMA, están incurriendo los conductores de Eurotaxi de Madrid que no están dando servicio a las personas con discapacidad fí­sica que lo solicitan, así­ como las actuaciones ilí­citas que, al respecto, ha promovido la Asociación Eurotaxi por la Movilidad y Accesibilidad (AEMA) en contra de los intereses de estas personas.

La Federación, en un escrito de carácter jurí­dico, insta a la Fiscalí­a Provincial de Madrid a que abra diligencias de oficio para comprobar las vulneraciones legales que suponen estos hechos, dado que los taxistas que están dejando de recoger a personas con discapacidad fí­sica pero por el contrario sí­ están dando servicio al resto de la ciudadaní­a, podrí­an incurrir en distintos ilí­citos penales tipificados en el código penal español.

La Federación considera vergonzoso que AEMA avale, apruebe e inste a los Eurotaxistas a no atender a las personas con discapacidad fí­sica con graves problemas de movilidad que necesitan disponer de un Eurotaxi para desplazarse, que lo diga públicamente, y que el Ayuntamiento de Madrid no esté haciendo nada al respecto de esta situación.

La Federación, por otro lado, también ha puesto en conocimiento directo de estos hechos a la alcaldesa de Madrid, Ana botella y al delegado de Movilidad, Diego Sanjuanbenito. En el escrito remitido a la Fiscalí­a, asimismo, se ponen en conocimiento los hechos que han motivado que FAMMA se vea obligada a solicitar amparo a la Justicia, con el fin último de que se abra una investigación de oficio y para que se depuren las responsabilidades que correspondan, y, de ser el caso, se sancionen las conductas anteriormente descritas.

Por último, FAMMA entiende que el servicio de Eurotaxi fue creado con un fin eminentemente social, de dar servicio a personas con graves problemas de movilidad, y considera totalmente injusto, ilí­cito y contrario a la ética profesional que conductores de un servicio que han recibido subvenciones públicas para fomentar que las personas con discapacidad fí­sica lo usen, estén ahora «secuestrando» su movilidad y quieran utilizarlas en su propio beneficio.

Por último, la sinrazón de esta entidad, AEMA, que dice representar los intereses de los Eurotaxis, basada en su única preocupación como es la tarifa, no debe doblegar al Ayuntamiento de Madrid para conseguir un acuerdo duradero el tiempo, que vele por los intereses de los más vulnerables a través de consensos que puedan beneficiar a todas las partes.