El viernes pasado, Beatriz Navas, directora del instituto del cine (ICAA), anunció la esperada convocatoria de ayudas a la producción de películas. Estas ayudas se habían retrasado que con la convocatoria de elecciones. La industria cinematográfica española qse vio obligada a retrasar proyectos a a la espera de saber si obtendría la cuantía del Ministerio de Cultura. 35 millones de euros de fondo para todo el cine de los que cada película podrá optar a un máximo de un millón por producción.

Entre los cambios introducidos está presenta la inclusión de personas con discapacidad como algo obligatorio, mientras que en años anteriores era algo que se valoraba de forma positiva. De esta manera, todos los proyectos que quieran optar a una subvención del Ministerio de Cultura deberán tener al menos a una persona contratada con discapacidad superior al 33%.De ser de otra manera estas ayudas les serán negadas. Así lo explica la Orden CUD/426/2019, de 11 de abril, por la que se modificaban los requisitos, el párrafo es el siguiente: 

“Tener empleada en la empresa o incorporar al proyecto, al menos, a una persona con discapacidad con un grado igual o superior al 33% reconocido como tal por el organismo competente. Este requisito no será exigible cuando se trate de proyectos de carácter documental o experimental”

Asimismo, se modifica el artículo 11.7 y añade que es necesaria la “declaración responsable del cumplimiento de la obligación tener empleada en la empresa, o de incorporar al proyecto mediante el correspondiente contrato, al menos, a una persona con discapacidad con un grado igual o superior al 33%, reconocido como tal por el organismo competente”.

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 
Linkedin
YouTube
Facebook