Uno de cada cuatro españoles…

En la iamgen, una mujer alérgica al polen en una zona verde.Uno de cada cuatro españoles padece algún tipo de alergia en primavera, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Sociedad Española de Alergologí­a e Inmunologí­a Clí­nica (SEAIC). Estas alergias afectan de un modo especialmente virulento al sistema ocular, provocando picores, sequedad, lagrimeo, ojos rojos y visión borrosa.

Además, según expertos de la Clí­nica Baviera, las alergias oculares afectan al desarrollo de la actividad diaria tanto en los adultos como en los niños en quienes se detectará una menor vitalidad o cansancio tras la exposición a los factores alérgenos.

La mejor forma de prevenir los sí­ntomas de la conjuntivitis alérgica y minimizar su impacto es evitar, en la medida de lo posible, estar en contacto con el agente desencadenante.

«Permanecer en lugares cerrados, utilizar gafas de sol grandes y envolventes y lavarnos frecuentemente las manos con agua y jabón, especialmente cuando cambiemos de ambiente o nos expongamos a agentes a los que no estemos habituados. En el caso de los niños procuraremos cerrar ventanas o evitar que los pequeños jueguen en parques o jardines en las franjas de máxima concentración, primera hora de la mañana o última de la tarde», ha explicado el director médico de Clí­nica Baviera, Fernando Llovet.

Por último, asimismo, prosigue, determinar el tipo de alergia ocular es fundamental para afrontarla con precisión y efectividad, por lo que si a pesar de la prevención se siente alguno de los sí­ntomas, es importante acudir al oftalmólogo y alergólogo para que puedan determinar el tratamiento y el alérgeno que lo ha provocado.