Una novedosa terapia que se…

Un tipo de células B que acaba de ser identificado podrí­a activar la inflamación en los pacientes con esclerosis múltiple (EM), una enfermedad que tradicionalmente se ha pensado que se activaba por las células T. Los resultados obtenidos por un equipo de la Universidad McGuill de Montreal (Canadá) podrí­a servir para abordar de forma diferente el tratamiento de esta enfermedad, así­ como el de otras patologí­as autoinmunes.

Las datos que se publican en «Science Traslational of Medicine» pueden ayudar a explicar por qué los tratamientos que destruyen las células B son efectivo en pacientes con EM, y, además, sugiere que la supresión selectiva de esta población de células B defectuosas podrí­a convertirse en el futuro en un prometedor y más especí­fico para el tratamiento de la esclerosis y, potencialmente, de otras afecciones autoinmunes.

La EM se produce por que el sistema inmunitario, especialmente las células T, atacan la mielina, una sustancia grasa que forra y protege las fibras nerviosas. Hasta ahora los investigadores no habí­a determinado por qué los tratamientos dirigidos a eliminar las células B de la sangre era efectivo y de hecho seguirí­a siendo un misterio si no se hubieran publicados estos resultados, especialmente porque el tratamiento parece tener poco efecto sobre los anticuerpos que producen las células B.