Una empresa canadiense fabrica un…

Kinova es una empresa de origen canadiense que ha fabricado un brazo robótico de asistencia para ser montado en una silla de ruedas o una mesa. Este brazo robótico se controla a través de  un joystick y permite a una persona con discapacidad comer, beber, abrir puertas y armarios, afeitarse, lavarse los dientes o rascarse; todo esto sin la necesidad de utilizar las manos. El nombre de este brazo robótico es Jaco y está fabricado en fibra de carbono.

Jaco impresiona por la facilidad de movimientos con los que cuenta. El movimiento del brazo es posible gracias a sus 6 articulaciones, cada una de las cuales tiene una rotación infinita para conseguir los movimientos que hagan falta. Al final del brazo tiene una mano con tres dedos móviles recubiertos de un material antideslizante que como se puede ver en los videos nos permite coger objetos con gran precisión.

El peso del brazo es de tan solo 5 Kg. y es capaz de coger objetos de hasta 1.5 Kg. Puede alcanzar objetos a una distancia de casi un metro (0.9 m para ser exactos).

Todo el control del brazo se hace mediante un joystick y 7 botones. Además, el control del brazo puede ser integrado en el propio joystick de la silla por lo que las posibilidades son enormes. Por poner un ejemplo, se podrí­a instalar en un lado de la silla, alimentar el brazo con la propia baterí­a de la silla y controlarlo con el mismo joystick con el que conducimos la silla. Actualmente el robot se entrega con una API para que un posible desarrollador pueda realizar configuraciones avanzadas e incluso la programación de movimientos automáticos.

Jaco posee también un sistema que aplica la presión necesaria al objeto para poder cogerlo o manipularlo sin peligro y con total seguridad. Cuando cerramos los dedos de la mano por tanto no nos tenemos que preocupar de si aplicamos demasiada presión ya que los dedos aplicarán la presión exacta.

La versión “educativa” que se entrega con la API para que se puedan ampliar funciones y realizar estudios del robot se vende por un precio de 42.000 euros.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada