Un polideportivo piloto estrena una…

El Polideportivo de la localidad española de Lobete (Logroño) ha estrenado una máquina de musculación para personas con discapacidad.

La alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, y el concejal de Alcaldí­a, Deportes, Jóvenes y presidente de Logroño Deporte, Javier Merino, han acudido este miércoles a la reapertura de las instalaciones después del cierre del mes de agosto por labores de mantenimiento. El polideportivo de Lobete estrena una máquina de musculación para personas con discapacidad Ampliar foto El Ayuntamiento refuerza con esta nueva adquisición el compromiso por hacer de Logroño una ciudad accesible, al mismo tiempo que motivar y facilitar el ejercicio fí­sico en las personas con discapacidad, ciudadanos a los que se quiere dotar de una seguridad y comodidad adicional para garantizar la autonomí­a de estas personas. El objetivo de incluir esta máquina no es otro que responder a una situación que se estaba produciendo entre las personas con discapacidad fí­sica, y que definen esta situación como “puedo hacer ejercicio pero no me siento cómodo y sobre todo, no me siento autónomo”, ya que se veí­an obligados a recurrir a su silla para moverse de una máquina a otra. Durante la presentación han estado acompañados por Javier Roca, presidente de la Fundación Deporte sin Barreras, y Juanjo Rodrí­guez, deportista riojano de tenis en silla, quien ha sido el encargado de realizar una demostración. El precio de la máquina, desarrollada y comercializada en exclusiva por la Fundación, es de 8.900 euros, de los que al menos 1.200 serán destinados a una beca para un deportista local. La máquina está destinada al uso de todos los públicos, por lo que será un elemento integrador, y no diferenciador, gracias al que se posibilitará un acercamiento a la autonomí­a en la práctica deportiva para personas en las que cobra especial importancia el ejercicio fí­sico muscular. Profesores de biomecánica, de deporte adaptado, ingenieros y fabricantes del sector han desarrollado la primera máquina de ejercicios pluridisciplinar que permite ejercitar todos los músculos de la zona superior, con una importante aportación de comodidad y seguridad, al mismo tiempo que facilita la total independencia del usuario. “Además de ser un proyecto totalmente social y promovido desde una entidad sin ánimo de lucro, los recursos obtenidos se convierten en una beca para un deportista con discapacidad, por lo que con esta adquisición se cumplen dos objetivos clave: fomentar el acceso a la práctica del ejercicio y apoyar económicamente el deporte base adaptado”, ha explicado la alcaldesa de Logroño.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada