Un Kinect para comunicarse con…

Las posibilidades del sensor de movimiento para Xbox 360, Kinect, sorprenden cada dí­a más con caracterí­sticas que mejoran la calidad de vida de miles de personas, además de entretener y distraer. La última tecnologí­a de Kinect permite comunicarse ví­a correo electrónico a personas con discapacidades del lenguaje. Ha sido creado por un entendido de la informática para ayudar a su madre que padece afasia.

Un enorme escritorio visual contiene nueve emoticonos. Feliz, triste, enfadado, avergonzado, llorando. Cada uno de ellos tiene cinco barras de graduación. A través de las manos se selecciona un emoticono y su nivel de intensidad y se enví­a por correo electrónico a otra persona.

A pesar de que parece una comunicación muy sencilla, supone un primer paso de esperanza para personas acostumbradas a no poder expresar su estado de ánimo hacia las personas que la rodean.

Es el caso de la madre de Chad Ruble, el motivo sustancial de la invención de esta tecnologí­a. Hace 10 años sufrió un derrame cerebral que le provocó afasia. Esta incapacidad supone la incapacidad de comunicarse, que implica a sus pacientes la imposibilidad de hablar correctamente o interpretar los caracteres.

El desarrollador de esta tecnologí­a afirma tener conocimientos de ‘hackeo’, que puso a disposición de su madre durante 10 años.

Primero, Chad se encargó de desarrollar un teclado que no tuviera caracteres, pero con el que poder comunicarse. Así­ creó un panel virtual con los emoticonos básicos tales como feliz, triste, cansado, enfadado, etc. A continuación, volcó su interés en el sensor de reconocimiento de gestos y ‘hackeó’ un kinect para identificar el gesto de su madre.

Es un experimento que aún se encuentra en una fase primaria, pero Chad afirma que va a continuar su desarrollo para mejorar la comunicación de su madre y de otras miles de personas. Por el momento, su aplicación resulta ya útil para el millón de personas afásicas de Estados Unidos.

Kinect ha sido de nuevo la respuesta de la tecnologí­a a los problemas fí­sicos de las personas. Hace unos meses, unos ingenieros descubrí­an una forma de estimular a pacientes de Alzhéimer, mediante la tecnologí­a Kinect. Asimismo, este invento se ha descubierto como una solución para caminar por la calle en forma de gafas, diseñado para invidentes.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada