Un fármaco experimental reduce la…

Un estudio internacional de fase III liderado por el jefe del Servicio de Neuroinmunologí­a Clí­nica del Hospital Vall d’Hebron de Barcelona y director del Cemcat, Xavier Montalbán, ha demostrado que la administración de un nuevo fármaco experimental reduce en al menos 12 meses la progresión clí­nica de la esclerosis múltiple primaria progresiva.

Este tipo de esclerosis múltiple afecta a un 10-15% de los pacientes con la enfermedad y los sí­ntomas neurológicos que provoca aparecen de forma progresiva y empeoran a lo largo de los meses o años, ha informado Vall d’Hebron en un comunicado. Hasta ahora, estos pacientes no disponí­an de ningún tratamiento para la enfermedad, y este es el primer medicamento en fase de investigación -que está desarrollado por Roche- que consigue resultados efectivos en la evolución clí­nica de este tipo de esclerosis. El estudio ha analizado la eficacia del ‘ocrelizumab’ en 732 pacientes con esclerosis múltiple primaria progresiva y la principal conclusión es que consigue frente a la progresión de la discapacidad que provoca la enfermedad en al menos 12 semanas. El medicamento es un anticuerpo monoclonal diseñado para atacar selectivamente a las proteí­nas CD20B que contienen células con un tipo de inmunidad especí­fica que se cree que tienen un papel clave en el deterioro de la mielina y los nervios, una caracterí­stica común en los pacientes con esclerosis múltiple; el ‘ocrelizumab’ actuarí­a uniéndose a la superficie de estas proteí­nas para preservar las funciones más importantes del sistema inmune. «Los resultados de este ensayo clí­nico son relevantes porque demuestra que podemos administrar a los pacientes un nuevo fármaco experimental que frena la progresión clí­nica de la enfermedad en la fase inicial», ha afirmado Montalbán, que ve un gran avance. La directora médica de Roche, Sandra Horning, ha afirmado que el ‘ocrelizumab’ es el primer medicamento en fase de investigación que ha demostrado un «efecto clí­nico positivo» en la progresión de este tipo de esclerosis múltiple. La forma primaria progresiva de esclerosis múltiple es una enfermedad crónica que afecta a 2,3 millones de personas en todo el mundo, y para que la que actualmente no existe cura, y una de cada diez personas con esclerosis múltiple son diagnosticadas de este tipo. Se produce cuando el sistema inmune ataca anormalmente el aislamiento del nervio (mielina) del sistema nervioso central afectando primordialmente el nervio óptico causando la inflamación y el daño correspondiente que se manifiesta de forma constante con sí­ntomas como debilidad, fatiga y dificultad para ver.