Un nuevo estudio revela que…

En la imagen, un cientí­fico en un laboratorio farmacéutico.

Un nuevo estudio sugiere que el tratamiento con la denominada hormona adrenocorticotropa (ACTH) puede ser útil para los pacientes en los que la esclerosis múltiple (EM) no está bien controlada a través de su tratamiento regular.

Los resultados de esta investigación, publicados recientemente en la revista cientí­fica  ‘Neurology’, se presentarán en la 65 reunión anual de la Academia Americana de Neurologí­a que se celebra del 16 al 23 de marzo en San Diego, California (Estados Unidos). En el estudio, participaron 23 personas con EM que estaban tomando un tratamiento con beta-interferón y que tuvieron al menos una recaí­da o una tomografí­a cerebral que mostraba nueva actividad de la enfermedad en el año anterior. Se considera que hay un ‘gran avance’ de la EM cuando la terapia deja de ser efectiva, lo que lleva a la discapacidad y deterioro con más recaí­das frecuentes, así­ como la evidencia cada vez mayor de actividad de la patologí­a en los escáneres cerebrales.

A los participantes en la investigación se les administró ACTH o metilprednisolona como terapia de pulso mensual, además de su tratamiento habitual durante un año. Las personas con esclerosis múltiple sabí­an qué tratamiento estaban recibiendo, pero los investigadores que los examinaron no.

Los participantes fueron evaluados cada tres meses durante 15 meses. Durante ese tiempo, los que recibieron ACTH tuvieron menos recaí­das o recurrencias acumulativas de 0,08 por paciente en comparación con el 0,8 de recaí­das por enfermo entre los que recibieron metilprednisolona. Los que tomaron la hormona adrenocorticotropa tampoco registraron efectos secundarios psiquiátricos, mientras que los que tomaron metilprednisolona tení­an un número acumulado de 0,55 episodios psiquiátricos por paciente. ‘Estos resultados son interesantes porque hay pocos tratamientos disponibles para las personas con EM que supongan un gran avance’, afirmó la autora del estudio, Regina Berkovich, del Centro Médico Keck de la Universidad de California del Sur, en Los íngeles (Estados Unidos).

Tras reconocer que hacen falta otros estudios que incluyan ensayos controlados aleatorios para confirmar estos resultados preliminares, destaca que los resultados sugieren un beneficio potencial del tratamiento con ACTH contra el avance de la esclerosis múltiple. Mientras ACTH ha sido aprobado para su uso en las recaí­das de EM durante muchos años, su coste ha limitado su uso a sólo aquellos pacientes que están en necesidad de un tratamiento alternativo a los corticosteroides. Los autores del estudio creen que se trata del primero realizado sobre su uso como un tratamiento crónico para la EM, ya que esta hormona no está aprobada por la agencia norteamericana del medicamento para su uso como tratamiento crónico para la EM.

Dejar un comentario

Tu dirección no será publicada