Un estudio revela que el…

El 84 por ciento de las personas con discapacidad piden un empleo como deseo para 2016, haciendo hincapié en que sea «igualitario» y no una demostración de «caridad o filantropí­a» por parte de las empresas, según revela una encuesta realizada por la Fundación Adecco.

Con esta encuesta, la fundación ha querido profundizar así­ en los deseos y aspiraciones de las personas con discapacidad de cara al próximo año, revelando que otorgan una mayor importancia a «la salud, la igualdad de oportunidades o la normalización». En esta lí­nea, recoge que las personas con discapacidad han expuesto que, en pleno siglo XXI, «las empresas deben tomar conciencia de que un certificado de discapacidad no anula ni merma la capacidad de trabajar de una persona, sino que aquél que lo posee cuenta con fortalezas, competencias y habilidades, como cualquier otra persona». Además del trabajo, entre los deseos para 2016 de los encuestados, figuran la salud (para el 90 por ciento), la igualdad, normalización y accesibilidad (para el 77 por ciento), la paz en el mundo –fin de las guerras y del terrorismo– (para el 45 por ciento) y deseos personales como viajar o tener su propia vivienda (20 por ciento). La encuesta deja datos como que las personas con discapacidad quieren que la sociedad «reconozca sus capacidades, a través de una visión renovada que destierre la asociación de discapacidad con dependencia e inactividad. En este sentido, algunas de las respuestas obtenidas por Adecco han sido «que las empresas nos miren con respeto, no con compasión», «que no nos vean como una carga para el Estado, sino como parte de la economí­a productiva», «que podamos trabajar igual que cualquier otra persona y nos valoren por lo que podemos hacer».