Un estudio destaca la importancia…

La investigadora Lourdes Bermejo presentó el pasado viernes en Salamanca el ‘Estudio sobre la creación de una Unidad de Calidad de Vida para personas con demencia’, basado en el trabajo desarrollado en una Unidad de Calidad de Vida (UCV) temporal, de cinco meses de duración, para la atención diurna a personas con demencia, centrado en el modelo de calidad de vida y en la atención centrada en la persona.

En la UCV se ha contado con la participación de un grupo experimental de ocho personas diagnosticadas con demencia -en un estadio leve y leve/moderado- que viví­an en su entorno natural, así­ como con un grupo control de siete personas con caracterí­sticas similares en relación a la demencia, estilo y entorno de vida, que no han acudido a ningún otro centro.

Además, según explicó la investigadora, en el marco del estudio, se ha analizado también el efecto de esta experiencia en los familiares y en el personal de la UCV y en el del Centro de Referencia Estatal de atención a personas con enfermedad de Alzheimer del Imserso, en el que ha tenido lugar la instalación de esta unidad temporal.

En este estudio, informó Bermejo, se ha evidenciado mejoras del bienestar emocional en las relaciones interpersonales y el nivel de inclusión social, desarrollo personal y auto-determinación de las personas atendidas en la UCV. Asimismo, añadió, se ha conseguido mantener las capacidades funcionales básicas de los pacientes, además de una leve mejora en sus capacidades cognitivas. Además, los pacientes de la UCV temporal han presentado “importantes” mejoras en el área ocupacional y en su grado de autonomí­a, lo cual, para Lourdes Bermejo, “evidencia una mayor implicación e iniciativa en la realización de actividades, desempeño de roles y asunción de responsabilidades”.