Un análisis de sangre identifica…

Investigadores del Centro Médico de la Universidad de Georgetown, en Washington, Estados Unidos, han descubierto y validado un análisis de sangre que puede predecir con más de un 90 por ciento de exactitud si una persona sana va a desarrollar deterioro cognitivo leve o la enfermedad de Alzheimer en tres años.

Descrita en la edición de este domingo de la revista ‘Nature Medicine’, la investigación anuncia la posibilidad de desarrollar estrategias de tratamiento para la enfermedad de Alzheimer en una etapa anterior, cuando la terapia serí­a más eficaz para retardar o prevenir la aparición de los sí­ntomas.

Es la primera vez que se informa de la existencia de biomarcadores sanguí­neos del Alzheimer preclí­nico. La prueba, que identifica diez lí­pidos o grasas en la sangre que predicen el inicio de la enfermedad, podrí­a estar lista para su uso en estudios clí­nicos en tan sólo dos años y, según los investigadores, es posible que tenga otros usos de diagnóstico. «Nuestra prueba de sangre ofrece la posibilidad de identificar a las personas en situación de riesgo de deterioro cognitivo progresivo y puede cambiar la forma en la que los pacientes, sus familias y los médicos tratan, planifican y manejan el trastorno», afirma uno de los autores del estudio, Howard J. Federoff, profesor de Neurologí­a y vicepresidente ejecutivo de Ciencias de la Salud en Georgetown.

Por último, actualmente, no existe una cura o un tratamiento efectivo para la enfermedad de Alzheimer, de forma que, a nivel mundial, alrededor de 35,6 millones de personas tienen la enfermedad y, según la Organización Mundial de la Salud, el número se duplicará tras 20 años hasta los 115,4 millones de personas con Alzheimer en 2050.